Orizaba, Ver.- Un albañil de mediana edad que padece discapacidad motriz y ataques de epilepsia denunció la retención de su bicicleta, medio que utiliza para transportarse, por parte de la propietaria del taxi 225 de Orizaba, quien además lo amenazó de muerte.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado, alrededor de las 13:30 horas, a la altura de Ojo de Agua, cuando el conductor del taxi frenó de manera repentina y el señor Heriberto González terminó en el piso padeciendo un ataque epiléptico por el golpe que se dio.

El chofer del taxi llamó a la propietaria y a pesar de resular afectado, la dueña llegó y le quitó su bicicleta porque le dijo que había causado daños a su vehículo, además le dijo que si le tomaba foto a la unidad “me mandaría a matar porque ella es una persona que tiene mucho dinero”.

En medio de lágrimas, el afectado mencionó que actualmente no tiene trabajo y ahora ni siquiera cuenta con su unidad y no tiene ni para comprarse sus medicamentos.

Comentó que por el golpe ya no pudo hablar y se sentía muy mal, por lo que sabe que llegó un perito de Tránsito y habló con el chofer del taxi, aunque le dijo desconocer lo que le dijo.

El señor González se presentó este lunes ante la delegación del Transporte Público para pedir que le devuelvan su bicicleta.

Al conocer del caso, el delegado del Transporte, Sergio Eliseo Soberano comentó que si bien no le compete el caso, pues fue un incidente entre particulares, intervendrá por humanidad.

Comentó que mandó a buscar al concesionario para dialogar y conocer su versión de los hechos y buscar una solución. 

Incluso le ofreció, no en carácter de delegado, sino como ciudadano, apoyarlo para que interpusiera una denuncia porque lo están amenazando de muerte, pero el señor no quiso porque tiene miedo.