El pasado sábado 27 de marzo, Victoria Salazar, quien fue asesinada al ser sometida por policías de Tulum, se encontraba en una tienda de convivencia sobre la avenida La Selva de este lugar turístico, lugar en que, según la versión de las autoridades, la mujer de origen salvadoreño habría alterado el orden público. Sin embargo, un video revela que no fue así.

 

En el material se observa a Victoria dentro de un Oxxo con un garrafón de agua, el cual mueve de arriba hacia abajo, de un lado al otro, pero sin golpear a nadie ni tirar los productos en venta pese a pasearlo por el establecimiento, de acuerdo con imágenes de Grupo Milenio.

Minutos después, el video de seguridad muestra la hora de las 18:41, la policía llegó a detener a Victoria tras la llamada de uno de los empleados de la tienda.

Según las declaraciones de los policías, la mujer "se estaba manifestando de forma agresiva", por lo que tuvieron que someterla contra el piso. 

Pero los oficiales utilizaron una maniobra de sometimiento mal aplicada rompiéndole la primera y la segunda vértebra, causándole la muerte.

Al difundirse las imágenes del sometimiento contra la mujer, la indignación se hizo presente por lo que se convocó a movilizaciones para exigir justicia para Victoria, quien con su muerte dejó en orfandad a dos hijas menores de edad, de 15 y 16 años.