Recientemente el estado de Veracruz pasó a color verde en el semáforo de riesgo covid a nivel nacional, mientras que varios municipios de la entidad continúan en amarillo e incluso en naranja, pero, ¿qué significa esto?

Para explicar el significado de los colores del semáforo primero se debe conocer la forma en que se determina el paso de un color a otro.

El principal factor a medir es la ocupación hospitalaria, ya que un municipio que tiene alta saturación en camas de atención covid reduce su capacidad para atender más enfermos, y esto desencadena la falta de atención y aumento de fallecimientos en casos graves.

De acuerdo con el Lineamiento para la estimación de riesgos del semáforo por regiones COVID-19 del Gobierno Federal, se miden 10 factores, los cuales determinan la permanencia o cambio de un color a otro:

1. Número de reproducción efectiva (Rt) de COVID-19;
2. Tasa de incidencia de casos estimados activos por 100 mil habitantes;
3. Tasa de mortalidad por 100 mil habitantes;
4. Tasa de casos hospitalizados por 100 mil habitantes;
5. Porcentaje de camas generales ocupadas en los hospitales de la Red
hospitalaria para la atención de IRAG (Red IRAG);
6. Porcentaje de camas con ventilador ocupadas en los hospitales de la Red
IRAG;
7. Porcentaje semanal de positividad al virus SARS-CoV-2;
8. Tendencia de casos hospitalizados por 100 mil habitantes;
9. Tendencia de casos de síndrome COVID-19 por 100 mil habitantes, y;
10. Tendencia de la tasa de mortalidad por 100 mil habitantes.

Con esto, los colores del semáforo significan lo siguiente.

Rojo: Riesgo Máximo

Las localidades o entidades con color rojo se encuentran en un momento de alta transmisión del virus, además que los hospitales y centros de atención médica se encuentran saturados, lo que lleva al aumento de muertes por falta o retrasos en la atención.

Debido a esto, se establecen medidas severas de restricción para evitar más contagios debido a la exposición del virus.

Naranja: Riesgo Alto

Las zona en naranja continúan con un alto nivel de transmisión del virus, sin embargo, debido a que aún cuentan con capacidad para atender contagiados, disminuye el riesgo de muertes.

Con color naranja se pueden realizar actividades esenciales y no esenciales de forma muy reducida, así como actividades al aire libre, con protocolos de salud, debido a que existe alta transmisión de virus.

Amarillo: Riesgo Moderado

En este color, los contagios se redujeron. La aplicación de restricciones y el seguimiento individual de las medidas de salud propiciaron un bajo nivel de transmisión, con brotes esporádicos en zonas de alta concentración de personas y hospitales.

Con color amarillo se pueden retomar las actividades económica no esenciales de forma casi normal, con restricciones en el número de personas dentro de los establecimientos, además de que se permiten actividades recreacionales al aire libre.

Verde: Riesgo Bajo

Los lugares con color verde representan zonas en donde los contagios se redujeron al mínimo, con pocos casos confirmados de forma esporádica y sin transmisión extensa, además que existe capacidad hospitalaria para dar atención desde el comienzo de la enfermedad, sin llegar a complicaciones.

En este color se permiten todas las actividades económicas de forma normal y eventos públicos, sin embargo, se recomienda que se continúe usando cubrebocas y evitar aglomeraciones hasta que no se reporten contagios nuevos durante varias semanas.

Semáforo en la Zona Conurbada

Los municipios de la zona conurbada tienen coloración dispar con respecto al semáforo, ya que mientras el puerto de Veracruz se mantiene en naranja, debido a su alto número de contagios diarios, Boca del Río se declaró en color verde.

Ambos municipios conforman la ciudad conurbada, sin una frontera que los divida, por lo que la disparidad en los niveles de riesgo fue criticada por el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez.

Con semáforo naranja se permiten las actividades esenciales pero las no esenciales deben llevarse a cabo con reducción de personal del 30 por ciento, y los espacios públicos y comercios podrán ser abiertos con aforo reducido al 50 por ciento.

En semáforo verde, en cambio, se permiten todas las actividades al aire libre y en espacios cerrados, además que permite la reactivación de las clases presenciales y la realización de eventos masivos.

Ante esto, el alcalde de Boca del Río, Humberto Morelli, indicó que aunque el semáforo en el municipio sea verde, las actividades se llevarán a cabo con restricciones de aforo y de personal, además de el uso de cubrebocas y los protocolos de limpieza.

En un mensaje emitido en redes sociales, indicó que aún en periodo vacacional, los comercios y espacios públicos mantendrán las restricciones del color naranja, para evitar un pico de contagios como ocurrió tras las fiestas decembrinas.

Los municipios en color verde, que se encuentren rodeados por localidades en el mismo color o en amarillo, pueden relajar las restricciones debido al bajo nivel de dispersión de la covid-19, pero el caso de Boca del Río, se encuentra junto al municipio con más contagios en la entidad.

Aunado a esto, el semáforo verde no es un sinónimo de la finalización de la pandemia, solo es un indicador de el éxito o fracaso de la aplicación de medidas sanitarias, por lo que las personas deberán continuar con el uso de cubrebocas en espacios públicos.

Además, es recomendable que los habitantes de municipios en verde y amarillo, continúen con el aislamiento en casa, evitar aglomeraciones y vigilar síntomas que puedan estar relacionados a SARS CoV-2, incluso si miembros de la familia ya recibieron la primera dosis de la vacuna.