CANCÚN.- El viaje de la familia Luna Guerrero terminó en tragedia, luego que Leonardo de 13 años murió tras atorarse en un succionador de basura en una atracción acuática del Parque Xenses de Grupo Xcaret, en Playa del Carmen, Quintana Roo.

La familia integrada por el doctor Miguel Ángel Luna Calvo , su esposa y sus cuatro hijos viajaron de Durango a Quintana Roo para festejar que habían vencido la covid-19, sin imaginar que su viaje de ensueño le costó la vida a Leo, luego de que el pasado sábado el menor fue succionado por una especie de cisterna, que tenía el filtro destapado.

 

 

El señor Luna comenta que la familia acudió a una de las atracciones del parque Xcaret al entrar al Riolajante un sistema de filtración se encontraba destapado y succionó la pierna de Leo, “intenté ayudar a mi hijo, pero fue tal la fuerza de la succión que una de sus piernas quedó severamente lastimada y aunque logré sacar a mi hijo del río, murió horas después mientras era atendido en un hospital”, dijo padre del menor.

El doctor Luna Calvo es un reconocido cardiólogo en Durango y tras conocer de la muerte de su hijo, el gobernador José Rosas Aispuro Torres envío sus condolencias a la familia a través de su cuenta de Facebook donde lamentaba el fallecimiento de su hijo Leonardo Luna.

 

Me uno a la pena que embarga al Dr. Miguel Luna, a su esposa Hilda Guerrero y a toda su familia, ante el sensible...

Publicado por José Rosas Aispuro Torres en Domingo, 28 de marzo de 2021

 

Aunque los hechos se registraron el 27 de marzo, hasta ayer el Parque Xenses informó en un comunicado que desde el momento del accidente la zona fue asegurada y se han tomado las medidas, además que se están realizando las investigaciones y llegarán hasta las últimas consecuencias.

 

 

El parque destacó que se encuentra conduciendo las investigaciones y reiteraron el apoyo a la familia y expresaron sus condolencias.

Sin embargo, el doctor Luna señaló irregularidades en la investigación, ya que personal jurídico de la empresa, junto con la Fiscalía de Quintana Roo, lo presionaron para firmar un "perdón" a Xcaret, o de lo contrario no me entregarían el cuerpo de mi hijo.

 

 

El cuerpo de Leo fue entregado el martes a sus padres martes, luego de que la familia Luna Guerrero otorgó el perdón a la empresa.