Tres jóvenes de Orizaba y un adulto mayor fueron imputados por el delito de ultrajes a la autoridad. La Fiscalía General de Veracruz los acusa de haber agredido con piedras a policías estatales en un presunto enfrentamiento en un camino de terracería de Fortín.

Se trata de Raúl Martínez, Adriana Navarro, Itzel Moreno y Gonzalo García. Sus familiares rechazan las imputaciones por las que quedarán recluidos en el penal de La Toma, en Amatlán de los Reyes. Insisten que los cuatro (y un menor de 17 años) en realidad fueron privados de la libertad el pasado 30 de marzo en un estudio de tatuajes de Orizaba. 

Abigail Martínez denunció el pasado 30 de marzo las desapariciones de sus hermanos Moisés y Raúl Martínez (de 17 y 19 años) tras acudir a una cita al estudio South Siders. Allí, sostuvo, además hombres armados plagiaron a Adriana Navarro (22 años), Itzel Moreno (20), Rogelio Vázquez, tatuador, y Gonzalo García, un hombre de 60 años quien vende comida en esa zona. 

El 31 de marzo, el gobernador Cuitláhuac García negó que los cuatro jóvenes y un adulto mayor hubieran sido privados de la libertad y dijo que serían imputados ante un juez por delitos del fuero común. A la par, reporteros replicaron una versión extraoficial que incluso ligaba a los hoy detenidos con el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG). 

Sin embargo, esa versión tuvo un giro 180 grados cuando el gobernador, Cuitláhuac García, informó 20 horas después que en realidad un total de ocho personas (entre ellos los seis del estudio de tatuajes) habían sido detenidos por portar armas de uso exclusivo del ejército, drogas y haberse enfrentado con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). 

De acuerdo con la SSP, las detenciones se registraron en un camino de terracería del municipio de Fortín, a unos 17 kilómetros del lugar donde los jóvenes presuntamente fueron privados de la libertad. La dependencia refirió que los ocho detenidos tripulaban en un mismo vehículo que fue asegurado.

Juez da prisión preventiva a jóvenes y adulto mayor por ultrajes

Abigail Martínez confirmó que, aunque su hermano menor, Moisés, fue liberado y la Fiscalía no presentó cargos en su contra, Raúl (el mayor), Adriana, Itzel y Gonzalo García fueron imputados por el delito de ultrajes a la autoridad, particularmente por agredir con piedras a los oficiales estatales. 

La Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó ante un juez de control la prisión preventiva justificada contra ellos cuatro y, tras la aprobación del togado, permanecerán en el penal de Amatlán hasta que el juicio en su contra concluya. 

Sin embargo, esto podría revertirse el próximo miércoles 7 de abril, cuando se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso y la defensa de los imputados pueda comprobar que ellos no participaron en dicho enfrentamiento. El juez de control podría ordenar su inmediata liberación. 

Tras estos hechos, Abigail Martínez, de profesión periodista, cuestiona algunas cosas sobre lo que califica un montaje inverosímil: ¿Cómo ocho personas pudieron caber en un vehículo?, ¿Cómo presuntos criminales de alta peligrosidad (según la versión de SSP), usaron piedras, y no armas, para agredir a la autoridad?

La entrevistada pidió al gobernador de Veracruz voltear a ver su caso y dijo que ahora teme por su propia seguridad y la de sus familiares. La periodista dijo que espera a que el próximo caso la justicia se imponga y su hermano, las dos mujeres y el adulto mayor puedan recuperar su libertad.