El Gobierno de Veracruz está pagando a prestanombres del exmandatario Javier Duarte, por los bienes supuestamente recuperados por el exgobernador panista, Miguel Ángel Yunes Linares, durante su administración del 2016 al 2018.


Al respecto, el Ejecutivo morenista, Cuitláhuac García, aseveró que no hubo tal recuperación de propiedades presumida por su antecesor, pues se trataron de expropiaciones y pagos a duartistas.


Cuestionado por la petición que hizo al Congreso para poder enajenar a favor del Ejército el 66 por ciento del rancho “Las Mesas”, en el municipio de Valle de Bravo del Estado de México, García Jiménez reveló que se tuvo que pagar por el inmueble, subrayando que él no mentirá en este asunto.


De acuerdo con información de la Fiscalía General de la República (FGR), el rancho del Estado de México tiene una superficie de casi 93 hectáreas y está registrado en copropiedad de Moisés Mansur Cisneros; José Juan Jainero Rodríguez y Rafael Gerardo Rosas Bocardo, a quienes se les relacionó como prestanombres de Duarte.


Moises Mansur incluso promovió amparos ante la justicia federal para no perder el inmueble, después de que éste fue decomisado a Javier Duarte como parte de su condena por asociación delictuosa y lavado de dinero del 2018.


Al respecto, García Jiménez reiteró que las incautaciones o recuperaciones de Yunes Linares fueron “un engaño tremendo”, pues su administración mantiene varios procesos legales para hacerse de los bienes.


El gobernador se refirió a otra propiedad de Javier Duarte en el municipio de Tlacotalpan, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, por el cual también se tuvo que negociar “con un tercero”.


“Por qué la propiedad en Tlacotalpan la pasaron a Gobierno; por expropiación, un pago del Gobierno por una propiedad ajena, eso fue lo que hicieron."


“Tuvimos que pagarle a la presunta dueña, que demostró en el juicio ser la dueña y tuvimos que pagar y llegar a un acuerdo con ella; qué recuperación fue esa, fue una mentira tremenda”, añadió el mandatario.


Detalló que a la fecha uno de los jets privados recobrado por su precursor “está detenido”, pues continúa el juicio para definir al legitimo propietario, aunque Yunes Linares declaró que ya es parte del patrimonio de Veracruz.


"¿Cuál recuperación? Y así todos, incluyendo esto que ahora va a la SEDENA; va a ir precisamente a la SEDENA porque dejaron tan mal la propiedad. Hay un tercero y tenemos que proteger el Derecho del tercero, nada más para que se den cuenta y que se diga bien el gran engaño que fue eso (…)."


“En estos días quedó evidenciado que fue un engaño, fue un arreglo; pues sí, te lo expropio y te lo pago, pero déjame decir que yo lo recuperé y ya, que el Gobierno que viene cargue la bolita y a ver qué hace”, agregó García Jiménez.


Retomando el caso de la propiedad de Tlacotalpan refirió que significó un “costo tremendo”, aunque se peleó en los juzgados.
“Legalmente tengo que cuidar las formas y no perder el patrimonio, hemos ido actuando dentro de lo legal y por eso a la SEDENA, esa es la razón, porque lo hicieron mal.

 

Le buscamos durante 2 años la forma de cómo finalmente tenerlo y no lo encontramos, no hubo forma, porque tampoco vamos a hacer este tipo de simulaciones, vamos a ir a expropiar y eso no decirlo, pero que el mecanismo legal sea la expropiación y decir miren, ya se recuperó, somos los redentores de la justicia porque ya recuperamos. Yo no voy a mentir”, sentenció.