Tres jóvenes y un adulto mayor, originarios de Orizaba, fueron puestos en libertad la noche de este miércoles luego de que la Fiscalía de Veracruz no logró vincularlos a proceso por el delito de ultrajes a la autoridad. 

De acuerdo con familiares de Raúl Martínez, Adriana Navarro, Itzel Moreno y Gonzalo García, los cuatro fueron imputados por otro delito del fuero común (que prefirieron omitir) y vinculados a proceso. No obstante, al no tratarse de un delito grave enfrentarán su proceso en libertad. 

El pasado 30 de marzo, Raúl, Adriana, Itzel, Gonzalo (y otras dos personas) fueron reportadas como desaparecidas en la zona centro de Orizaba. De acuerdo con testigos, los seis fueron privados de la libertad en las inmediaciones del estudio de tatuajes South Siders. 

Sin embargo, el gobernador Cuitláhuac García, informó 20 horas después que en realidad un total de ocho personas (entre ellos los seis del estudio de tatuajes) habían sido detenidos por portar armas de uso exclusivo del ejército, drogas y haberse enfrentado con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). 

De acuerdo con la SSP, las detenciones se registraron en un camino de terracería del municipio de Fortín, a unos 17 kilómetros del lugar donde los jóvenes presuntamente fueron "levantados". La dependencia refirió que los ocho detenidos tripulaban en un mismo vehículo que fue asegurado. 

A la par, reporteros replicaron una versión extraoficial que ligaba a los hoy detenidos con el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG). Esos señalamientos fueron rechazados por familiares de los detenidos quienes condenaron un "montaje ridículo". A la par desplegaron marchas en demanda de justicia. 

Le versión oficial que se derrumbó 

El 3 de abril, la versión oficial comenzó a resquebrajarse. Primero, Moisés "N", un joven de 17 años, fue puesto en libertad debido a que la fiscalía no presentó cargos en su contra. No fue así para el resto de los detenidos. Cuatro de ellos la Fiscalía fueron imputados por ultrajes a la autoridad, particularmente "por agredir con piedras a los oficiales estatales".

La Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó ante un juez la prisión preventiva justificada contra Raúl, Adriana, Itzel, Gonzalo.  Tras la aprobación del togado fueron ingresados al penal de La Toma, en Amatlán de los Reyes. 

No obstante, este miércoles los cuatro recobraron su libertad debido a que sus familiares pudieron demostrar que no participaron en el supuesto enfrentamiento. El tatuador José Rogelio "N" y otras dos personas: Erwin "N" y Gabriel "N" habrían sido vinculados por otros delitos y seguirán en prisión.