GUADALAJARA.-  Hallan con vida a la niña Julia, de año y medio, quien es una de las cinco integrantes de la  familia Villaseñor Romo, que desapareció en el municipio de Acatic, Jalisco, el pasado 24 de marzo. 

De acuerdo con los primeros reportes, la niña fue hallada en buen estado de salud, en un terreno baldío, del municipio de La Barca, con una cobija y un teléfono; los abuelos de Julia la reconocieron tras haber sido encontrada.

Un hombre de 36 años de edad, quien permanece hospitalizado tras ser herido de bala, podría ser clave para obtener información que ayude a localizar a la familia Villaseñor Romo que desapareció en el municipio de Acatic, en la región altos sur de Jalisco.

 

EL HOMBRE QUE PODRÍA DAR PISTAS 

El pasado 19 de marzo, un hombre de 36 años de edad que fue herido de bala cuando conducía su vehículo en Ciudad del Sol, en Zapopan.

"Virginia –una de las desaparecidas- hizo una declaración el día de los hechos en que fue baleado. Consideramos en esa circunstancia que este individuo debe tener información que nos pueda llevar a la localización de todas las personas desaparecidas, entre ellas los dos pequeñitos. Sin embargo, se encuentra en una institución hospitalaria y no hemos tenido aún la oportunidad de tener una entrevista para que nos explique si tiene alguna idea por dónde pudo haber sucedido esto", dijo el titular de la Fiscalía del Estado, Gerardo Octavio Solís Gómez.

Añadió que esperan que el herido se recupere para interrogarlo sobre su relación laboral con Julio y Virginia, dos de los desaparecidos, ya que se sospecha que ambos eventos podrían estar relacionados.

Recordó que son ocho los policías involucrados en la desaparición de la familia Villaseñor Romo; siete se encuentran a disposición de un juez por el delito de desaparición forzada, entre ellos el Comisario de Seguridad mientras que el subdirector de la corporación ha sido localizado.

"El comisario es una de las personas que están puestas a disposición del juez por orden de aprehensión y el subdirector no se ha presentado a sus labores como cotidianamente debería de hacerlo".

 

 

Jimena Romo Jiménez, de 24 años, su esposo Julio Alberto Villaseñor Cabrera, de 35 años, la hija de ambos Julia Isabella, de año y medio. Además, Virginia Villaseñor Cabrera, hermana de Julio y cuñada de Jimena, y su hijo Iker de 9 años, desaparecieron el 24 de marzo después cuando regresaban de la Ciudad de México, en donde estuvieron de vacaciones.

La última vez que tuvieron contacto con sus familiares fue por teléfono a la 1:40 de la tarde, y después perdieron comunicación.

Los cinco se trasladaban en una camioneta Mazda 2019, blanca, cuando al llegar a Acatic, en la región alto sur se perdió la señal del GPS del celular de Jimena.