*

Jueves 21 de Septiembre, 2017     |     Veracruz.
Suscríbete


Opinión



Nula o mala planeación urbano-regional

Jueves, Agosto 31, 2017 - 20:42
 
 
   

Faltan 459 días para que Veracruz logre ser recuperado.

Faltan 459 días para que Veracruz logre ser recuperado.

Sobresaliente que la Junta de Gobierno valora perfiles y propuestas, así como lo realizado por la comunidad universitaria y sus autoridades, para mantener a flote la UV, en medio de un desastre financiero e institucional estatal generalizado. Justo y objetivo identificar prioridades y problemática, y valorar conocimiento y experiencia, para reanudar el esfuerzo, incorporando propuestas.

En Veracruz. Inocultables recesión económica y desempleo, pobreza y hambre, se agravan con persistentes presiones inflacionarias e inestabilidad en el contexto internacional.

A la crisis de finanzas públicas estatales y municipales, se agrega el aumento de deuda pública, privatizaciones y concesiones a modo.

Ante la opacidad, las preguntas se repiten: ¿de qué tamaño es el daño recibido y cuál es ya, el acumulado? ¿A cuánto asciende el total-total de la deuda pública estatal y municipal? ¿Dónde están los miles de millones de pesos presupuestados y desaparecidos?

La realidad aplasta el patético intento de culpar a los medios de comunicación, de las desastrosas noticias que, en su inmensa mayoría, sobrepasan los pocos e incompletos esfuerzos oficiales.

Imprescindible recordar, que quienes están a cargo, tienen la ineludible responsabilidad de informar y transparentar todo, positivo o negativo; así como garantizar el acceso público a su conocimiento y uso. No solo lo que los presuntos responsables, en los gobiernos quieran o gusten, les convenga o prefieran.

Del mundo llegan recordatorios, que por acá se quieren minimizar o negar. La inseguridad crece en el país y consecuentemente en todas partes. Naciones como EEUU advierten o señalan los casos más sobresalientes…por desgracia, Veracruz está en la lista de los más inseguros.

Una luz… Un buen intento

La realidad muestra la diferencia entre acierto y error, eficiencia e ineptitud, capacidad e incompetencia de los servidores públicos designados y electos.

En el caso de los gobiernos, imparables e inocultables las consecuencias; tarde o temprano, resultan pérdidas y retrocesos, limitaciones y sacrificios.

De muchas formas se resalta y distingue lo hecho, bien o mal; lo pendiente, negado o pospuesto.

Lo bueno también cuenta y cuenta mucho; si no es cuento, simulación y engaño.

En este contexto, permítaseme resaltar una simple y sencilla acción, que aunque es solo el comienzo, muestra una de las muchas formas posibles de atender y prever, bien y a tiempo, el desarrollo urbano regional de Veracruz.

Me refiero a la publicación del decreto del gobierno estatal, para definir e incorporar zonas metropolitanas en Veracruz, mismo que abre o refuerza el camino a la coordinación institucional y el acceso a recursos públicos a los municipios incorporados.

Recomendable la lectura y análisis de dicho decreto, disponible en:

http://187.157.136.23/siga/doc_gaceta.php?id=990

Habría que resaltar también, como un reconocimiento, que en el esfuerzo han participado y contribuido universitarios, varios investigadores del IIEESES-UV.

Oportuno repetir, que desde hace años, el tema de la nula o mala, insuficiente o inoportuna planeación urbano-regional, ha sido innumerablemente denunciado e igualmente desatendido o ignorado, simulado o distorsionado en muchas partes.

Insistir en señalar y tener presente, que la cuestión urbano-regional requiere, que en todos los casos se consideren, cuando menos cinco aspectos:

Primero. La presencia de una efectiva y creciente participación ciudadana y social.

Segundo. La existencia de un marco jurídico actualizado y funcional, que garantice mecanismos y procedimientos de coordinación y acción de los ámbitos de gobierno federal, estatal y municipal (en algunos casos hasta internacional).

Tercero. Que se cuente con información, estudios, diagnósticos y proyectos viables, pertinentes y suficientes, para atender las necesidades o problemas en cuestión.

Cuarto. Se identifiquen, gestione y obtenga el acceso, a fuentes de recursos públicos y privados, previa determinación y discusión costos y beneficios de las alternativas sujetas a consulta, evaluación y aprobación.

Quinto. Las formas claras y precisas, de integración con otras estrategias, políticas y programas públicos, para su seguimiento y control, fiscalización y evaluación social permanentes.

Preocupa y ocupa, la percepción social creciente de que se gobierna para el inmediatismo, para administrar improvisación y mediocridad, o para sobrellevar los desastres y rezagos ocasionados; también se percibe y reclama, que  es frecuente gobernar, para eludir o minimizar (y hasta negar), los problemas no resueltos; o incluso, de plano para sacarles beneficio o ventaja, como en muchos casos de privatizaciones, concesiones y hasta proyectos público-privados.

Razones y pruebas sobran, para asegurar y reclamar, que poco o nada se prevé, se planifica, actualiza y organiza, bien y a tiempo. Situación de mal en peor y a costos y sacrificios sociales en aumento. Más difícil y complejo, tanto superar o contener, los crecientes e innumerables daños, rezagos y sacrificios; como  consolidar o mejorar los pocos aciertos, logros y avances.

Conocida y perjudicial actitud, de simular. Si las leyes en general se consideran letra muerta, o al menos una respetable y añorada buena intención, las relativas a la planeación y programación gubernamental son un buen ejemplo de simulación y falta de cumplimiento de los responsables de cumplirlas y hacerlas cumplir.

Lamentable, el grado de irresponsabilidad oficial y desinterés social,  a que se ha llegado. Aunque inconformidades y protestas de la población siguen desatendidas y en aumento.

Las consecuencias se dejan sentir amplia, creciente  e intensamente, a través de un sinnúmero de problemas, nuevos y existentes, pero ambos complicándose e incrementando los costos de servicios básicos. Más limitaciones y sacrificios, de una población creciente, que paga caro la irresponsabilidad y desidia, que impone la administración de la rutina, de la mediocridad burocrática, que en general hacen como que hacen.

Viaje interminable de negligencia a  ineficiencia, de falta de solución y previsión, que favorece acciones, operaciones y asentamientos ilícitos; simbiosis creciente de corrupción e impunidad.

PD.-A propósito del tema, este martes 29 de agosto, a las 11hs. en el IIEESES, se presenta el libro publicado por la UV:

Desarrollo Económico Local y Regional de Xalapa, Veracruz,  México. Para el año 2020: Propuesta de Autosuficiencia Fundada en una Red Académica.

Su autor, Darío Fabián Hernández González, es un reconocido investigador y docente, durante años preocupado y ocupado en estos temas.

*AcademicoIIESESUV @RafaelAriasH. Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasH  


Circo, Maroma y Grilla.

Veracruz, Mirar Distinto

Veracruz se ha regido en los últimos seis años, como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo

Encuesta