*

Viernes 20 de Octubre, 2017     |     Veracruz.
Suscríbete


Opinión



Tras bambalinas de la colección infantil del FCE

Jueves, Septiembre 14, 2017 - 18:02
 
 
   

“Un buen libro será una brújula en tu vida, pero de manera distinta; te va a tocar profundamente".

Siempre he disfrutado conocer la magia que sucede tras bambalinas de cualquier espectáculo y si es detrás de un libro maravilloso, la aventura se vuelve más fascinante y esta vez no fue la excepción.

Hace poco platiqué con la responsable de A la orilla del viento, esa magnífica colección del Fondo de Cultura Económica de la que les he hablado en diversas ocasiones. Escuchar y platicar con Socorro Venegas fue algo más que especial, fue como descubrir las arterias y los huesitos de los libros tan bonitos que comparto con nuevos lectores.

Para ella su trabajo significa mantener la calidad que ya se espera del Fondo y encontrar nuevos puntos de vista, nuevos acercamientos, nuevos autores, nuevas voces para enriquecer la colección, al tiempo que es consciente de que deben dirigirse a nuevos lectores que viven en un mundo muy distintito al de hace 26 años, cuando se creó la colección.

“Los nuevos lectores viven en un mundo con retos, con desafíos, con una problemática particular y seguimos muy interesados en seguir publicando ficción. Textos donde la imaginación de los escritores e ilustradores se desborda y tocan aspectos de la vida cotidiana, de la realidad más tangible de los niños”.

Desde hace poco más de un cuarto de siglo A la orilla del viento se despegó totalmente de cualquier afán didáctico; es decir, de libros que dan consejos y tratan de ser un apoyo a la educación escolar. Los niños son muy inteligentes y de inmediato se dan cuenta cuando los libros tratan de “educarlos”.

“Un buen libro será una brújula en tu vida, pero de manera distinta; te va a tocar profundamente. Un libro es aquel que realmente va a cuestionarte que te va a llevar a otros puntos de referencia que tú no tenías, que no habías visto y que en ese viaje de la lectura puedes llegar a puertos totalmente inesperados y que te enriquecen también”, expresó Socorro.

A la orilla del viento trata a sus lectores con mucho respeto porque son los lectores más exigentes. Un niño no va a esperar a que el libro mejore en la página 500; si no lo convenciste lo pierdes. Estos libros son accesibles y no subestiman la capacidad lectora de los niños. Cuando se pone un libro en circulación se abre una conversación, entonces se tiene que pensar muy bien cuáles son las conversaciones a las que se quiere invitar a los niños.

Un libro catalogado como infantil es una herramienta fundamental para crear lectores, incluso adultos, Socorro Venegas comenta que como editores exigen la mejor calidad en un libro, se cuidan detalles en el texto y las ilustraciones. “Al exigirnos lo mejor a la hora de producir un libro estamos decidiendo también que es para cualquier lector. Un libro cuidado cabe perfectamente en la vida de cualquier lector independientemente de la edad que tenga”.

Con 26 años de haberse convertido en un parteaguas de la literatura infantil, ¿qué le espera a esta colección del FCE? Socorro Venegas adelanta que están en busca de nuevos temas y de autores (escritores e ilustradores) que realmente interpelen a los lectores. Mantendrán el equilibro entre los textos de literatura fantástica y los textos que apelan a la vida cotidiana, a este mundo tangible e inmediato.

La colección no está dividida según etapas cronológicas del desarrollo del niño, sino en etapas lectoras: los que están aprendiendo a leer, los que leen bien, y los grandes lectores y justamente buscarán fortalecer mucho esta última para que se conecten con la colección de literatura juvenil: A través del Espejo.

A decir de la responsable de las obras para niños y jóvenes del FCE, la editorial está bien posicionada en el campo infantil, pero les falta reforzar su presencia entre los lectores jóvenes y es donde estarán dedicando un mayor esfuerzo. “Es fundamental mantener la línea editorial y actualizar constantemente A la orilla del viento y también es fundamental que esa colección comunique con lo que sigue. Lo que no deseamos es abandonar a nuestros lectores cuando han terminado un proceso… también es un importante servicio para el lector abrir colecciones que de manera muy clara los llame”.

En A través del espejo encontramos la última novela para jóvenes que escribió Ignacio Padilla y la primera para este público escrita por Pancho Hinojosa. Asimismo, el jalisciense Antonio Ortuño aceptó el reto de escribir para jóvenes y le ha ido bastante bien.

Socorro Venegas no solo es editora, es también narradora y promotora de lectura, lo cual le hace tener una visión desde tres ángulos la vida de un libro. Cuida los detalles de la idea inicial, escritura, ilustración, edición y promoción. “Además, lo hago desde un lugar privilegiado, porque le Fondo de Cultura Económica tiene una autoridad moral, un prestigio que abre las puertas de manera inmediata y, a la vez, una responsabilidad enorme”.


Circo, Maroma y Grilla.

Veracruz, Mirar Distinto

Veracruz se ha regido en los últimos seis años, como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo

Encuesta