*

Viernes 17 de Agosto, 2018     |     Veracruz.
Suscríbete


Opinión



En abierto, el desvío de recursos

Martes, Mayo 8, 2018 - 15:16
 
 
   

Porque para los negocios no hay escrúpulo que valga.

Mientras los árbitros de la contienda electoral en el estado se “tapan los ojos” e ignoran la evidente y hasta descarada manipulación de los recursos públicos para favorecer a uno de los candidatos a la gubernatura, los operadores del régimen gobernante “se dan vuelo”.

Nuevamente fue evidenciado el uso faccioso del programa social estrella del gobierno estatal, “Veracruz Comienza Contigo”, ahora a través del reparto de tarjetas “Mi Chedraui” a los beneficiarios del mismo, todos personas de escasos recursos, en plena campaña electoral.

El propio gobernador Miguel Ángel Yunes Linares admitió sin reparos –quizás confiado en que ninguna autoridad osará actuar en su contra- que su administración reparte estas tarjetas en pleno proceso electoral. Pero según él, eso no constituye delito alguno, pues “no es una tarjeta con recursos, es una tarjeta de descuentos”. Y todavía remató: “vamos a darles todas las tarjetas que podamos”.

Por principio de cuentas, el desvío de recursos es de una desvergüenza absoluta. El gobierno está repartiendo las citadas tarjetas con el logo inserto del programa “Veracruz Comienza Contigo” a la par que hace campaña política el hijo del gobernador, el candidato del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano Miguel Ángel Yunes Márquez, con el propósito de beneficiarlo directamente, lo cual está expresamente prohibido en la ley.

Porque si bien es cierto que la entrega de tarjetas comenzó antes de que dieran inicio las campañas –con la misma finalidad política, pero en ese momento todavía dentro de los límites de la legalidad-, hacerlo ahora, con las actividades proselitistas en marcha, constituye un abuso en el que, como hacían antes en Veracruz los gobiernos priistas, se lucra electoralmente con la necesidad de los sectores más marginados de la población. Pues aunque no tengan dinero esas tarjetas, su uso implica un beneficio económico para sus propietarios, y su reparto debió suspenderse hasta después de los comicios del 1 de julio.

Por ello no es casualidad que este mismo lunes, el candidato panista Miguel Ángel Yunes Márquez haya presentado su estrategia de desarrollo social, denominada “Veracruz porvenir”, en la que entre otras cosas, y sin pudor alguno, prometió ampliar a un millón de familias el programa “Veracruz Comienza Contigo”. El mismo que se promueve en las tarjetas “Mi Chedraui”.

No es ésta la primera acción del gobierno que prometió desterrar la corrupción de Veracruz y establecer un “cambio” en las prácticas de los servidores públicos, en la que incurre en las mismas corruptelas de antaño para simular el cumplimiento de la legalidad mientras la quebranta de manera por demás cínica. Y con el agravante más vil: aprovechándose del hambre de miles de familias que el único “cambio” que han percibido en los últimos 17 meses es el de los colores con que se empaquetan las despensas que les entregan.

Esta jugarreta cuenta con la complicidad de la empresa Chedraui, cuyos dueños mantienen una estrecha relación de amistad con los Yunes panistas. Pero que lo mismo fueron beneficiados durante los sexenios de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.

Porque para los negocios no hay escrúpulo que valga. Y por lo visto, para mantenerse en el poder al costo que sea, tampoco.

Email: aureliocontreras@gmail.com

Twitter: @yeyocontreras


Circo, Maroma y Grilla.

Veracruz, Mirar Distinto

Veracruz se ha regido en los últimos seis años, como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo

Encuesta