*

Martes 21 de Agosto, 2018     |     Veracruz.
Suscríbete


Opinión



2018: la cloaca política veracruzana

Viernes, Junio 1, 2018 - 10:33
 
 
   

Los hedores de esta historia con claros tintes electoreros son muy profundos

Para Ismael Alejandro Chávez Lagunes, In Memoriam

(1)

La reciente historia política de Veracruz constituye una cloaca.

Antonio Tarek Abdala fue director de finanzas del sistema DIF a inicios de la gestión de Karime Macías de Duarte, hoy vecina en Londres, Inglaterra, y acusada del presunto desvío de más de 400 millones de pesos –vía empresas fantasmas- hacia el PRI en el 2012.

Si la investigación de actos de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht en México arroja datos sobre la inyección de 10 millones de dólares a la campaña de Enrique Peña Nieto, desde Veracruz se desvió dinero destinado a niños y ancianos para apoyar la elección del hoy Presidente de México.

Este es el motivo por el cual se ha girado una orden de aprehensión contra Karime Macías de Duarte; a diferencia de Emilio Lozoya Austin, acusado de complicidad con Odebrecht y quien vive con total impunidad.

Ayer trascendió que la ex tesorera del DIF, Astrid Elías Manzur –relevo de Tarek Abdala- buscó el amparo de la justicia federal ante la posibilidad de que sea girada una orden de aprehensión en contra suya por haber participación en el desvío millonario de recursos públicos veracruzanos.

Datos duros y detalles de esta historia que involucra a la empresa Logística Estratégica Asismex fueron revelados por el periódico digital Animal Político.

Los hedores de esta historia con claros tintes electoreros son muy profundos:

Antonio Tarek Abdala, protegido por el fuero constitucional que le otorga ser diputado federal, habría recibido apoyo para su candidatura de parte de Francisco Navarrete Serna, acusado de pertenecer al crimen organizado…

Apodado “el ingeniero” dicho sujeto fue dueño del rancho “el limón” en Tlalixcoyan, Veracruz, donde fueron asesinados cinco jóvenes de Playa Vicente secuestrados por la policía municipal de Tierra Blanca en enero del 2016 y decenas de personas más…

Una fotografía donde Antonio Tarek Abdala aparece abrazado junto al “ingeniero” ventila el conocimiento mutuo entre ambos personajes…

Versiones periodísticas establecen que Navarrete Serna –preso desde el 24 de enero del 2016- apoyó la campaña para diputado del priísta de toda la confianza de Javier Duarte en el 2015…

Así como existe una fotografía de Tarek Abdala junto a Navarrete Serna hay otra donde el hoy alcalde del puerto de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, aparece hablando por micrófono en el encuentro con simpatizantes de la candidatura de su papá, Miguel Angel Yunes Linares, a la gubernatura de Veracruz, en Cosoleacaque, durante el 2016…

En el encuentro privado el ex senador Yunes Márquez se dirige a un grupo donde destaca la presencia de Héctor Martínez Zavaleta (a) “El H”, presunto jefe del narcotráfico en el sur de Veracruz y a quien se atribuye la autoría intelectual del asesinato de cuatro niños el 24 de junio del 2017.

Igual que Tarek Abdala, el hoy edil de Veracruz ha señalado que en su carácter de personaje público se cruza con personas y personajes a quienes no conoce, no identifica…

Llama la atención, sin embargo, que nombres como Francisco Navarrete Serna y Héctor Martínez Zavaleta sean de fama pública y se relacionen con actos de violación de la ley y nadie les informe a nuestros políticos quiénes son antes de fotografiarse con ellos.

Las historias están ahí:

La corrupción de Odebrecht y el desvío de dinero del DIF y el gobierno de Veracruz hacia la campaña de Enrique Peña Nieto…

Las fotografías de políticos con personajes ligados al crimen organizado, hoy presos…

Los nexos de Odebrecht con Braskem Idesa, la empresa privada preponderante en el ámbito petroquímico de México –ubicada en Nanchital, Veracruz- bajo un contrato preferencial que marca la privatización de PEMEX y ha generado más pérdidas que ganancias desde la creación oficial del proyecto en el 2010…La suma de nombres como Karime Macías Tubilla, Antonio Tarek Abdala, Astrid Elías Manzur, impunes durante años y resucitados en el ámbito de la procuración de justicia en plena época electoral…

He aquí algunos de los hedores de un Veracruz víctima de profundo retraso histórico, de un hoyanco corrupto/económico del que salir costará varias décadas y donde la palabra justicia significa, en sentido estricto, guerra por el poder desde trincheras diversas…

Todas pestilentes, con caminos llenos del último recurso que el coronel de la novela de Gabriel García Márquez, ofreció de comer a su mujer desesperada: mierda.*

*“El coronel no tiene quién le escriba”. Novela, autor Gabriel García Márquez.


Circo, Maroma y Grilla.

Veracruz, Mirar Distinto

Veracruz se ha regido en los últimos seis años, como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo

Encuesta