*

Viernes 21 de Septiembre, 2018     |     Veracruz.
Suscríbete


Opinión



"Duartazo" a la puerta

Sábado, Septiembre 1, 2018 - 21:45
 
 
   

Es obvio que el clan de los Yunes usó y manipuló el tema para cosechar simpatías electorales

Los veracruzanos tememos un "Duartazo".

En plena transición de poderes federal y estatal, el ex gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, pareciera favorecido con variaciones legales para obtener, por lo menos, libertad provisional y disminuir su sentencia en 50 años.

Ante el panorama, el gobernador electo de Morena, Cuitláhuac García Jiménez, no ha dado a conocer si dentro de la entrega-recepción exista un comité que revise el proceso legal de JDO, para evitar que queden impunes los delitos que cometió contra los veracruzanos.

Entre ellos se encuentran violaciones a los derechos humanos, desvío de recursos documentados en más de 70 mil millones de pesos por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), docenas de veracruzanos en fosas clandestinas, obras públicas que arrancaron, se cobraron, pero no se terminaron y un sin número de afectaciones a largo plazo.

Para tener una idea del daño causado por Duarte a los veracruzanos, por sus decisiones irresponsables, según el Instituto Belisario Domínguez, la deuda per cápita –por persona– de cada uno de los más de 8.2 millones de veracruzanos, es de 5,832 pesos al primer trimestre de 2018.

De este tamaño es el Veracruz que recibe Cuitláhuac García y en esa medida es el reto que tiene como gobernador de esta entidad y la responsabilidad para sacarlo adelante durante los próximos seis años.

Sin embargo, desde que García Jiménez se supo ganador, a pesar del daño patrimonial a las arcas estatales, le restó responsabilidad a Duarte de Ochoa y a su esposa, Karime Macías, al señalar que en el proceso se había abusado para ganar votos y que el gobernador no puede meter a la cárcel a nadie.

Es obvio que el clan de los Yunes usó y manipuló el tema para cosechar simpatías electorales vía un proyecto sexenal, pero de ahí a que la Duarte de Ochoa sea una víctima…

La semana pasada, luego de que se diera a conocer la reclasificación del delito de delincuencia organizada a asociación delictuosa, Cuitláhuac García anticipó lo que la población teme, que Javidu salga libre, tal como lo hizo hace algunas semanas la ex líder del SNTE, Elba Esther Gordillo.

En entrevistas a medios de comunicación, el gobernador electo se “curó en salud” y expresó que, si la PGR desestima esta acusación y la de lavado de dinero, no tendría manera de reclamar a Duarte el saqueo al erario público, ya que no se puede acusar a alguien dos veces por los mismos delitos.

Así, resulta inexplicable e inadmisible que el futuro mandatario, desde ahora vislumbre que Javier Duarte de Ochoa pueda recuperar su libertad, y se muestre imposibilitado para ejercer justicia por los millones de veracruzanos, que bajo el efecto AMLO, le ofrecieron su voto.

Sobre todo, cuando se ha comprometido con colectivos en resolver los casos de madres de familia que aún lloran a sus hijos desaparecidos o muertos y enterrados en fosas clandestinas de Tierra Blanca, Santa Fe y del Rancho El Limón.

Y claro, Yunes tiene sus desaparecidos, y no pudo con la inseguridad, pero Duarte y Fidel también sentaron las bases de la gran ola de violencia y abusos contra los derechos humanos.

De cumplirle a las madres, el morenista tendrá que dar continuidad a la anexión a JDO de la acusación por desaparición forzada de personas, delito por el cual ya está en la cárcel el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez, y el ex fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras, así como una docena de altos mandos de la Fiscalía y de la SSP.

Aunque, de acuerdo a la línea de su líder moral, Andrés Manuel López Obrador, la intención es perdonar y olvidar.

Sin embargo, la estrategia ha sido fallida: a decir de las madres de los desaparecidos, los cuatro primeros Foros por la Pacificación Nacional propuestos por AMLO han sido un fracaso, ya que están mal preparados, sin protocolos internos para cuidar a víctimas y con poco conocimiento de cada contexto local.

Lo dijo un símbolo y promotor de AMLO, el doctor Mireles, quien abortó su participación en dichos foros.

Los veracruzanos necesitan hechos y no palabras, millones votaron por un bienestar social y por justicia.

Nadie quiere un nuevo PRI con un largo historial de impunidad, la prometida cuarta transformación está en sus manos.


Circo, Maroma y Grilla.

Veracruz, Mirar Distinto

Veracruz se ha regido en los últimos seis años, como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo

Encuesta