*

Domingo 21 de Abril, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete


Opinión



El cierre de industrias oficiales en Veracruz durante los 80s y 90s (...)

Lunes, Enero 28, 2019 - 22:53
 
 
   

El quebranto directo, sin previo aviso, sin amortiguador productivo que evitara sus consecuencias

El cierre de industrias oficiales en Veracruz durante los 80s y 90s y elementos de un Estado paralelo desde el crimen organizado

(1)

En 1991 Petróleos Mexicanos cerró las Refinerías de Poza Rica de Hidalgo, Veracruz, así como la de Azcapotzalco, en la ciudad de México.

El cierre de las plantas parte de una causa multifactorial y se requiere investigar y determinar caso por caso: la falta de inversión, de modernización, la disminución productiva, el contexto internacional en la comercialización de petróleo y derivados, el traslado del boom petrolero mexicano a otras zonas del país aparecen en el marco de este ajuste.

Durante más de cincuenta años se procesó en Poza Rica una parte clave de los combustibles del país. *

A su vez, desde antes y después de la Expropiación Petrolera de 1938, Poza Rica, Tamaulipas, San Luis Potosí –la Faja de Ojo- aportaron la mayor parte de riqueza en petróleo crudo de México.

Ante dicho panorama el cierre de la Refinería pozarricense fue un hecho emblemático de lo que ocurriría durante los siguientes treinta años: el declive, la expoliación de un patrimonio de todos los mexicanos que ha beneficiado mayormente a unos cuantos a lo largo de décadas…

Junto a tal declive y expoliación ocurrieron varios fenómenos socio-políticos, socio-demográficos, socio-económicos, socio-históricos…

El quebranto directo, sin previo aviso, sin amortiguador productivo que evitara sus consecuencias, se volcó en desempleo…

En migración de mano de obra calificada a otros estados o al extranjero…

En disminución de los índices productivos y desactivación de los ejes que en toda economía sostienen el desarrollo: las inversiones oficiales o privadas…

Sector por sector en el ramo industrial petrolero -desde Poza Rica hasta Pánuco, en Veracruz- se fueron cerrando o disminuyeron.

Las generaciones de hombres y mujeres que nacieron en la década de los ochenta o los noventa han debido estudiar –en el mejor de los casos- y marcharse porque en sus pueblos de origen no hay suficiente empleo para retener a ingenieros, médicos, administradores, psicólogos, pedagogos, maestros, especialistas en computación, artistas, intelectuales, empresarios, etcétera…

Este fenómeno no es exclusivo del norte veracruzano…

En 1980 entró en operaciones la empresa LICONSA, en Acayucan, Veracruz.

Fue en su momento una de las dos más importantes procesadores de leche del país junto a otra planta ubicada en Delicias, Chihuahua, cuenta un veterano ex trabajador de la factoría acayuqueña.

Liconsa creó más de mil empleos directos con empleados sindicalizados y de confianza.

En 1980 la población total de Acayucan era de 52 mil 102 habitantes (INEGI) **

Más de 1 mil empleos directos –respecto al total de su índice demográfico, sólo por parte de una industria- provocaron un impacto positivo de alto nivel dado que los sueldos y prestaciones fueron sumamente competentes.

Añadamos a ello que por lo menos tres mil productores de leche del propio Acayucan y municipios vecinos se beneficiaron con empleos indirectos al vender el lácteo de su ganado vacuno a Liconsa.

Texistepec –cuenta el alcalde Saúl Reyes Rodríguez- vio llegar en 1968 la Compañía Exploradora del Istmo (CEDI), destinada a la explotación de pozos de azufre.

La empresa cerró a fines de la década de los 80s y dejó sin empleo a miles de trabajadores sindicalizados y de confianza.

También heredó un pasivo ambiental que ha sido motivo de conflicto desde varios lustros atrás y vive un nuevo episodio en los días que corren pues el Ayuntamiento de Texistepec ha denunciado a la empresa Lim del Puerto, acusada de incumplir el contrato para la remediación de la zona contaminada de azufre y carbón.

A su vez, la empresa Lim del Puerto ha denunciado a las autoridades municipales por abuso de confianza al haber bloqueado al acceso a sus instalaciones el 16 de enero del 2018.

Tema aparte, la lucha entre el Ayuntamiento de Texistepec y la empresa Logística, Ingeniería y Mantenimiento (LIM) del Puerto, tiene detrás suyo no sólo un añejo historial de contaminación que afecta a miles de campesinos, vecinos y ganaderos de Texistepec sino el manejo turbio de cientos de millones de pesos en que se traduce la extracción de material contaminado de lo que fue la Compañía Exploradora del Istmo (CEDI).

CEDI pertenecía al gobierno federal lo mismo que PEMEX, LICONSA, las Refinerías de Poza Rica y Minatitlán; los complejos Pajaritos –surgió en 1968- Cangrejera y Morelos –nacieron en la década de los 80s-  ubicados en Coatzacoalcos y Petroquímica Cosoleacaque con sede en los límites de Minatitlán y Cosoleacaque…

En Jáltipan de Morelos –también al sur veracruzano- operó Azufrera Panamericana S.A., empresa dedicada a la industrialización de azufre pero con capital privado.

En Poza Rica de Hidalgo se puso en marcha el Complejo Petroquímico Escolín que funciona a un nivel muy bajo, más bien para dar atención a otros Complejos, no tanto para producir en forma directa explicó al reportero un ingeniero de PEMEX desde el anonimato…

(2)

Pozos petroleros aun productivos que se cerraron…

Zonas con petróleo, gas, aceite, que no se exploraron a tiempo y adecuadamente…

Una empresa –PEMEX- cuya tecnología se volvió obsoleta con los años y al ser saqueada, literalmente -vía impuestos- no contó con los recursos financieros suficientes ni la voluntad para mantenerla al grado de competitividad obligado…

¿Algo más?

Sí: la corrupción.

Este fenómeno socio-cultural se engendró al interior de PEMEX desde la propia expropiación de 1938…

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) nació condenado…

Fue una ilusión que vino de y abonó a la identidad nacional…

El pueblo -la clase más baja en la pirámide social- aportó para liquidar a las empresas extranjeras que explotaban la riqueza nacional…

Y después esas clases populares vieron cómo el petróleo se convertía en instituciones públicas de ramos como la educación, la salud, los servicios de gobierno, la seguridad…

Y un modelo: la sustitución de importaciones que luego se convirtió en desarrollo estabilizador y condujo al país a un crecimiento superior al 6 % del Producto Interno Bruto durante las décadas de los cincuenta y sesenta: el llamado Milagro Mexicano…

Antes, entre 1940 y 1945 el PIB alcanzó el 7.3 % mientras que entre 1947 y 1952 promedió 5.7…

Frente a tal escenario, empero, crecía otro.

Era como el jardín de los senderos que se bifurcan en el cuento de Jorge Luis Borges: no se construyó la democracia, el STPRM vio crecer los huevos de las serpientes y en su papel corporativista con el PRI-Estado hizo millonarios a muchos líderes a la vez que fue cómplice del saqueo a PEMEX…

La jauja entre una clase política única, vertical en la democracia perfecta y un sindicato que tuvo en Joaquín Hernández Galicia “La Quina” al más emblemático de docenas, cientos, miles de líderes corruptos y coludidos con funcionarios de PEMEX por décadas…

(3)

Lo anterior es una historia muy conocida, sobre la que se ha escrito mucho y falta mucho por escribir, desde lo particular a lo general y viceversa…

Cerró la Refinería de Poza Rica en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari…

LICONSA se convirtió en La Llanura  –con la participación corrupta de Raúl Salinas de Gortari- en la misma década de los ochenta para ser clausurada en los años 90s…

Cerraron APSA, CEDI…

Pajaritos se convirtió en una empresa Privada-Pública con la mayoría de acciones en manos particulares…

La más importante producción petroquímica del país quedó en manos de un ente 100% privado: Braskem-Idesa, ligada por el lado de Braskem a Odebrecht la firma brasileña que ha llevado a la cárcel a políticos del más alto nivel en América Latina, menos en México, aunque la ruta del dinero sucio llega a este país vía un ex director de PEMEX: Emilio Lozoya…

(4)

El cierre de empresas estatales en México y en Veracruz ocurrió en el contexto del arribo al poder de los llamados tecnócratas ligados a su vez a los “Chicago boys”, con Carlos Salinas de Gortari al frente…

En 1990 Carlos Slim recibió de manos del país y en calidad de ganga la empresa TELMEX, lo que le catapultó a FORBES en calidad de uno de los hombres más ricos del mundo…

Ya cité en el Claroscuros previo pero retomo este fragmento que habla sobre la teoría del Neoliberalismo:

“Los beneficios de las empresas serían los únicos generadores del crecimiento económico, que, según ellos, se produciría sólo cuando el mercado pudiese funcionar con total libertad. Desde este punto de vista, el Estado no sólo debería dejar de ejercer un papel principal como inversor, sino que debería animar a los particulares a invertir, para lo cual debería rebajar los impuestos, pues éstos retraen la inversión y disminuyen los beneficios.”

Resulta claro que en México y Veracruz éste no ha sido el resultado.

Más aún, surge una duda: ¿Cuáles son las conexiones entre este cambio de modelo, el fracaso de Neoliberalismo y el surgimiento de elementos de un Estado paralelo a partir del crecimiento exponencial del crimen organizado en el país?

CITAS:

https://petroleo.colmex.mx/index.php/linea/116

http://internet.contenidos.inegi.org.mx/contenidos/productos/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/historicos/1290/702825925246/702825925246.PDF

Artículo publicado en: www.palabradeveracruzano.com.mx


Circo, Maroma y Grilla.

Veracruz, Mirar Distinto

Veracruz se ha regido en los últimos seis años, como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo

Encuesta