*

Domingo 22 de Septiembre, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete


Opinión



La renuncia de Carlos Urzúa y ciertas ambiciones: una muesca más...

Martes, Julio 9, 2019 - 20:46
 
 
   

(1)

La renuncia del Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, genera consecuencias en la estructura del aparato económico nacional y también en los vínculos de éste con el exterior.

Concretamente en el factor confianza entre potenciales inversiones que a medio año del inicio de la 4ta Transformación nomás no llegan.

Se apuesta buena parte de un nuevo modelo macroeconómico en el país -enterrado como fue el neoliberalismo- en la austeridad franciscana: ahorro igual a desarrollo, se plantea...

Fórmula que rompe todo esquema ortodoxo o heterodoxo del impulso económico en la sociedad o para citar al renunciante Urzúa: "Estoy seguro de que toda la política pública económica debe realizarse con base en evidencia..."

Dicho de otro modo: el ahorro no es suficiente para impulsar el desarrollo. Faltan muchos más elementos y en un mundo globalizado es evidente que se requiere confianza y participación de mercados internacionales en la compra-venta {Exportación-Importación}, amén de la inversión interna y la que llega desde el exterior.

Jugar al solitario dentro del actual juego político mundial resulta suicida.

Por otra parte, la renuncia de Carlos Urzúa provoca golpes en los grupos de interés político internos y sus consecuentes reacomodos.

En la carta de renuncia se afirma: "...cuidando los diversos efectos que esta pueda tener y libre de todo extremismo, sea este de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones no encontraron eco"...

Y destaca el nombramiento de funcionarios hacendarios que habrían sido impuestos.

"Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés"...

(2)

Vista la trascendente renuncia desde "la aldea" -así llamaba Yayo Gutiérrez al estado veracruzano- resulta claro que al gobernador Cuitláhuac García Jiménez le fueron impuestos funcionarios por parte de grupos de poder, uno de ellos con Rocío Nahle a la cabeza.

La Secretaria de Energía tiene bajo su encargo construir y echar a andar con éxito la refinería de Dos Bocas, en Tabasco.

Senadora con licenciada, ex empleada de PEMEX, nativa del estado de Zacatecas, Nahle García aspira a gobernar Veracruz.

En el escenario de las posibilidades se enfrenta, en MORENA, al también senador Ricardo Ahued, enviado con evidentes intenciones de aplacar sus críticas a la Dirección de Aduanas.

Ahued es nativo de Pachuca, Hidalgo, de modo que el Congreso deberá cambiar la ley para que uno de estos personajes resulte candidato a suceder a Cuitláhuac García Jiménez.

El tema viene a colación porque en la renuncia del titular de la SHCP se menciona el extremismo en decisiones clave de la Hacienda Pública federal.

Hay gente que influye demasiado en el Presidente, quizá porque le endulza el oído, no necesariamente con argumentos válidos.

¿Rocío Nahle García se encuentra entre esos funcionarios?

¿Ella forma parte del extremismo referido por Carlos Urzúa?

Ricardo Ahued fue un senador que como Carlos Urzúa al frente de Hacienda hablaron con la verdad, sostuvieron posturas políticas de frente y uno está en un cargo menor mientras el otro renunció.

Y si embargo...se mueven!!!

El comportamiento de la titular de SENER tendría una conexión, por lo menos, con su proyecto de ser candidata a gobernar Veracruz...y después a lo que Dios diga.

Urzúa representaría -al margen del adiós a un manejo eficaz de la macroeconomía- una muesca más...


Circo, Maroma y Grilla.

Veracruz, Mirar Distinto

Veracruz se ha regido en los últimos seis años, como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo

Encuesta