Tres mil ejidatarios veracruzanos podrían perder sus tierras con la reciente aprobación de las leyes secundarias de la Reforma energética, informó Rafael Lindo Chaga, presidente del Frente de Asociaciones Campesinas y Económicas del Campo.

El dirigente campesino dijo que las leyes recién aprobadas por los diputados federales contempla la expropiación de áreas territoriales, cuando se decrete la existencia de yacimientos de petróleo y gas, o se considera su uso para instalaciones eléctricas, sin que los campesinos tengan otra opción.

“Las organizaciones campesinas estamos muy preocupadas por las leyes secundarias que fueron aprobadas; son leyes que van a afectar a los ejidatarios, que permitirán el despojo de tierra sin ninguna alternativa para el campesino”, dijo.

Lindo Chaga consideró que la aprobación de las leyes secundarias de la Reforma Energética, por parte de los diputados federales, constituye “la entrega de los intereses campesinos a las empresas transnacionales que aprovecharán el petróleo mexicano”.

 “Con la reforma que hicieron, se le va a poder quitar la tierra a los campesinos, sin ninguna esperanza. Los ejidos se hicieron con una lucha donde se derramó mucha sangre, ahora vivirán un revés con esta reforma”.