Coatzacoalcos, Ver.- A pesar de que el maíz es de los principales granos utilizados para la alimentación, en la zona sur del estado de Veracruz son mínimos los apoyos que se les brindan a los productores, lo que deja desprotegido a este producto, registrándose grandes pérdidas económicas, por lo que urge que se establezcan precios de garantía para asegurar la subsistencia de este producto típico mexicano.

“Los altos costos de los insumos y el bajo precio al que los coyotes les compran el kilo de maíz a los productores, provoca que no se generen ganancias, por lo que los campesinos no pueden adquirir productos tan básicos como fertilizantes y plaguicidas para cuidar su cultivo. Aunque nuestras tierras de la zona son aptas para la producción a gran escala, debido a la falta de apoyos sólo son usados para el autoconsumo”, expresó el coordinador general de Productores del Sur de Veracruz, Esteban Valles Martínez.

Actualmente los coyotes les pagan el kilo de maíz a los pequeños productores en menos de cuatro pesos.

En algunos estados del norte del país se ha implementado el precio de garantía, con lo cual se les asegura a los productores que se les comprará el producto a un precio relativamente justo que les permita tener ganancias.

“El precio de garantía es una opción que como su nombre lo dice les brinda una garantía a los productores, porque debido a los grandes problemas a los que se enfrentan diariamente los campesinos han dejado de cultivar, quedando abandonadas las tierras y no se debe perder el grano característico del país: el maíz.”, finalizó Esteban Valles Martínez.

Por último Valles Martínez recordó que son los pequeños productores en quienes descansa la seguridad alimentaria en nuestro país, por lo que sus actividades son de vital importancia.