Sin dinero y enfermos del estómago, regresaron a Paso de Ovejas 36 jornaleros que estuvieron en condiciones de inmundicia en un rancho tomatero de San Luis Potosí.

El diputado Adolfo Ramírez Arana, por el distrito de La Antigua, dijo que los jornaleros veracruzanos fueron enganchados por una persona de nombre Belén Lara Blanco, originario de Úrsulo Galván, quien les prometió un buen salario y un trato digno.

"Los jornaleros rescatados de un rancho en San Luis Potosí son campesinos del municipio de Paso de Ovejas y de La Antigua, que fueron llevados a trabajar a una finca de tomate, pero que iban prácticamente en calidad de esclavos.

“Incluso, algunos regresaron con malestares estomacales, porque les dieron de comer comida descompuestas", dijo.

El legislador comentó que a través de testimonios de los jornaleros, que llegaron este domingo a la comunidad El Mango, municipio de Paso de Ovejas, se pudo saber que los hacían trabajaban de 7:00 a las 19:00 horas, pasando las noches en condiciones precarias.

“Dormían en una galera, sin colchón, sin almohada, en el piso, y les daban de comer una sola vez al día. Ellos tenían 12 días allá, durmiendo entre víboras y ratas, prácticamente esclavizados".

De las 36 personas que estuvieron en una finca de tomate, dos eran menores de edad y cuatro mujeres, "estaban incomunicados, cuatro personas se fueron a San Luis Potosí, particularmente a Mataguala, donde dijeron que iban a trabajar".

Ramírez Arana dijo que a petición de las familias, el ayuntamiento de Paso de Ovejas, a cargo de Ana Rosa Valdés Salazar, está otorgando asesoría jurídica para ver que es lo que procede legalmente contra Belén Lara Blanco, originario de Úrsulo Galván, que fue la persona que los enganchó.