Martínez de la Torre, Ver.- (AVC) Los sectores, azucarero y del café, en Veracruz están totalmente perdidos y abandonados, ambos han sobrevivido con recursos propios de los productores, quienes cada día están peor económicamente, porque los industriales acaparadores son los únicos que se ven beneficiados con la producción. En pocas palabras, tanto cafeticultores y cañeros están viviendo “un infierno” en toda la entidad.

Lo anterior lo afirmó el diputado Fidel Robles Guadarrama, quien aseguró que el escaso apoyo hacia estos dos sectores es agravado por el mismo Gobierno, prueba de ello -acusó- es que la Comisión Especial del Café y de la Caña para el Desarrollo del Estado, de la cual es integrante, no se ha reunido ni una vez, porque el legislador responsable de ella Miguel Ángel Sedas Castro, de Huatusco, nunca la ha convocado, pues hace su labor proselitista y partidaria completamente solo.

“El escaso apoyo que hay de los Gobiernos ha motivado a muchos productores a dejar sus plantíos, porque ya no tienen dinero para invertir; esto los deja indefensos ante plagas como la Roya del Café, la cual ha avanzado y arrasado con gran parte de los plantíos que hay en la entidad. Hay cafetales sin plantas renovadas, cañales totalmente abandonados, en fin, la situación actual no permite crecer a ninguno de estos sectores”, agregó.

En su visita a este municipio, donde este viernes se reunió con colonos del Predio Vista Hermosa y otros asentamientos irregulares, a los que está asesorando para alcanzar la regularización; el legislador recalcó que el campo está totalmente abandonado, pero no por un descuido, sino por un propósito del Gobierno para pasar a la fase anunciada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la famosa reforma del campo, que no es otra cosa más que la concentración de la tierra y la privatización.