Córdoba, Ver.- (AVC) La industria azucarera nacional logró colocar en el mercado de Estados Unidos un monto histórico de 1.8 millones de toneladas, sin embargo, esa cantidad está en peligro para la zafra 2014-2015, ante los “aranceles” que impondrá el Gobierno norteamericano por supuestas prácticas de “dumping”.

“Para esta zafra, se producirán arriba de seis millones de toneladas de azúcar, de las cuales dos millones deberán colocarse en el mercado mundial y norteamericano, por lo que “preocupa” lo que resuelva Estados Unidos en contra de la industria nacional”, expresó Adrián Sánchez Vargas, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana (Stiasrm).

Recordó que la producción de dos zafras atrás fue histórica con casi siete millones de toneladas de azúcar, generando más de dos y medios millones de toneladas por exportar a Estados Unidos y el mundo; sin embargo “qué cosa tan curiosa, cuando más hicimos el resultado fue una fuerte crisis en la industria que hasta la fecha no hemos podido salir”.

Ahora la caída del peso frente al dólar y la amenaza de sanciones por el gobierno de Estados Unidos, complican el panorama, situación que considera injusta porque México no subsidia a la caña de azúcar.

La zafra 2014-2015, precisó, será mayor a las seis millones de toneladas de azúcar, de las cuales dos millones al menos se tendrán que exportar, ya sea a Estados Unidos o al resto del mundo, aunque en este segundo segmento, los precios son más castigados.

Anunció que la industria azucarera se alista para incursionar en la explotación de subproductos de la caña de azúcar, la cogeneración de energía y los biocombustibles, duplicando el tiempo de labores en los ingenios, de cinco a diez meses por año, así como los ingresos tanto para las factorías como para los propios obreros.

“Estamos muy interesados y hemos pedido esa transformación, se lo hemos pedido al propio Presidente de la República que está a favor y preocupado, ha dado órdenes para que se hagan ya realidad estos proyectos y se transforme esta agroindustria azucarera, lo cual generaría más divisas, más empleo y energía, más limpieza”, manifestó.

La industria azucarera mexicana, dijo, se tiene que poner a la altura de las mejores del mundo como la brasileña, la pakistaní, la hindú, donde el azúcar pasa a ser un subproducto: “Como sindicato, promovimos en una revisión de contrato en el 2008, un cambio del contrato ley de la industria azucarera, un cambio que apoye la productividad y eficiencia; colocamos un plan rector que nos lleve a todos a una capacitación profesional”.

Finalmente dijo que el sector tiene mucha voluntad, creatividad, pues son un sindicato que tradicionalmente pertenecemos a un sindicato donde estuvieron sus abuelos y padres, “aquí estamos nosotros y seguramente van a estar nuestros hijos, queremos  mucho a la industria  y queremos que esté en los primeros lugares del mundo, para ello estamos dispuestos a todo, si generamos mayor productividad, ésta generará mayor riqueza para todos, en eso estamos”, concluyó.