Córdoba, Ver.- (AVC) Al menos cinco grupos azucareros, organizaciones cañeras, obreras y productores de azúcar líquida en el país, presentarán ante la Secretaría de Economía del gobierno federal la primera demanda por dumping en contra del gobierno de Estados Unidos y productores de alta fructosa de aquel país.

Desde hace 21 años ha ingresado al país el jarabe de maíz “subsidiado” por la nación norteamericana, pero el gobierno federal ha tratado este tema como “tabú” argumentando que nadie se había quejado.

Rodolfo Perdomo Bueno, director del ingenio San José de Abajo, anticipó en exclusiva para AVC que esta decisión de grupos azucareros es “histórica y sin precedente” en contra de la alta fructosa, con lo cual se espera obligar al gobierno federal a recurrir a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para establecer una investigación y posibles sanciones contra los productores americanos por prácticas desleales, que desde 1993 han afectado a la industria azucarera nacional.

Perdomo Bueno predicó que durante este año, el Jarabe de Maíz de Alta Fructosa se ha comercializado en Estados Unidos a un precio de 32.79 centavos de dólar la libra, unos 9 mil 589 pesos por tonelada métrica, contra la oferta en México de 22.95 centavos de dólar la libra, unos 6 mil 712 pesos por tonelada métrica, constituyendo una práctica comercial desleal.

Por ello, este viernes, en la Ciudad de México, los promotores de la demanda entre grupos azucareros, productores de azúcar líquida, el STIASRM, la CNPR nacional, entre otros, ratificarán ante la Secretaría de Economía, la solicitud de proceso de investigación en contra de la alta fructosa.

“Desde el lunes pasado, gente del Gobierno federal y de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera, están negociando el acuerdo unilateral impuesto por Estados Unidos en contra de México, derivado de la queja de productores de alta fructosa. Son imposiciones que violentan el Tratado de Libre Comercio, que limitan las exportaciones y hasta los precios, así como la vigencia del mismo a “criterio” de los norteamericanos, pero no ven el daño causado por el ingreso ilimitado de la fructosa en México, producto que sí viene subsidiado y que sí representa una práctica comercial desleal”, expresó.

La desunión de los industriales mexicanos, reconoció, ha permitido el desplazamiento de más de 1.5 millones de toneladas de azúcar por la alta fructosa, pues el gobierno mexicano se escuda en que “nadie se quejó” y por ende no actúa, hoy se está emprendiendo un hecho histórico y sin precedente por la defensa del azúcar mexicana.

Perdomo Bueno recordó que desde 1993 ingresó a México la fructosa de maíz mientras que a México se le permitió entrar con azúcar hasta 2008, hace apenas seis años, en el ciclo pasado se colocaron 1.8 millones de toneladas, el máximo alcanzado hasta el momento, por lo que de repente el gobierno de EU decide que “estamos haciendo dumping”, esto a raíz del apoyo tecnológico dado por la Sagarpa ante la crisis del campo cañero, durante el 2013.

Sin embargo, dijo, el gobierno de México en lugar de poner en la mesa de discusión el daño económico generado por la fructosa, buscó “negociar” las sanciones económicas, los aranceles y cupos establecidos para el ciclo 2014-2015, “hoy, los ingenios mexicanos estamos demandando elevar a rango de demanda internacional la práctica desleal de los productores americanos”.

Esta acción, apuntó el industrial cordobés, se han sumado los grupos Machado, García González, grupo Santos, ingenio El Molino, San José de Abajo, la CNPR nacional, Sucroliq, Procazucar, Metco y Aszuremex, en tanto avanzan las pláticas para que se sumen el STIASRM y la CNC nacional.

La alta fructosa, apuntó el entrevistado, resulta un “tabú” para el Gobierno federal, es algo que no se debe tocar, entonces, surge el interés de los ingenios que buscan que el Gobierno los escuche.

“Entonces, dijimos, correcto vamos a pedírselo, ya estamos trabajando en ello y el plan es que este viernes presentemos ante la Secretaría de Economía una solicitud de dumping en contra de la fructosa, con datos establecidos e históricos, que sustentarán el recurso legal”, advirtió.