Córdoba, Ver.- (AVC) Alrededor de 2 mil órdenes de pago del programa emergente del café no se han entregado al encontrarse “ausente” los beneficiarios, en algunos casos emigraron a otras entidades e incluso a Estados Unidos, en el peor de los escenarios murieron antes recibir este recurso.

De los 12 mil 300 cafetaleros empadronados en la Sagarpa, el 75 por ciento ya recibieron sus recursos y 2 mil están siendo buscados o en su defecto, se pretende que el Gobierno federal reconozca a sus deudos para la entrega de los recursos que van desde los 500 hasta los mil pesos por hectárea, con un máximo de tres.

Francisco Ferrer, presidente del Consejo Regional del Café de la CNC y Nicolás Cortés, del Consejo Regional Cafetalero, anunciaron que trabajarán juntos en la depuración del listado de los 12 mil 300 beneficiarios, para identificarlos y buscar que los recursos no se pierdan.

Ferrer Cruz enfatizó que entre las dos organizaciones analizarán alrededor de 10 mil formatos de pago, ya que se tengan los resultados se participará en la estatal con el resto de consejos del café; “ nosotros tenemos también muchos pagarés que no corresponden a la ciudad de Córdoba sino a Zongolica, Tezonapa, Tlapacoyan pero ellos tienen órdenes de pago que corresponden también a la región de Córdoba, o sea, debemos hacer el cruce de información para ver cómo quedamos”.

Por su parte, Nicolás Cortés, del Comité Regional Cafetalero, sostuvo que aún no se concluye el pago de los recursos emergentes, pues faltan Atzcan y Zongolica así como 3 ó 4 regiones en el estado, sin embargo, hay muchos “ausentes”, imposibilitados, difuntos o de plano que se fueron a Estados Unidos, se estiman en unos dos mil cafetaleros.

Originalmente, el programa contemplaba la entrega de mil 300 pesos por hectárea a 90 mil productores veracruzanos, correspondiéndoles de una a tres hectáreas máximo, quedando fuera del programa quien tuviera menos de esa superficie.

“Lo que se acordó por los Consejos Regionales es que se diera mil pesos y un máximo de tres hectáreas a los productores, en tanto que la diferencia se fuera a un fondo que permitiera darle 500 pesos a quienes poseen media hectárea, porque en estos tiempos, cualquier peso suma a la atención de los cafetaleros”, apuntó.

Ahora se busca, agregó, que en el caso de los “ausentes” que recibieron órdenes de pago, el dinero no se pierda.

A Veracruz, recordó, le correspondieron 400 millones de pesos del programa emergente, de los cuales 117 millones se liberaron desde el mes pasado y aún no terminan de pagarse en los bancos por diversos factores.