Fortín, Ver.- (AVC) Como ni el Mando Único ni la Fuerza Civil pueden con la inseguridad en la zona centro, habitantes del fraccionamiento El Portal, ubicado en este municipio, capturaron la mañana de este jueves a un presunto ladrón a quien encararon después de que intentó ingresar a una de las casas de los vecinos y destrozó cristales de su vehículo, por lo que lo maniataron.

El supuesto ladrón es un joven de entre 28 y 30 años de edad, quien permaneció amarrado de pies y manos  sobre la avenida principal del fraccionamiento, hasta el arribo de las autoridades policíacas, el cual se dio una hora después de los hechos, aseguraron los habitantes del lugar.

“Oye no puede ser que llamamos a la policía y llegó una hora después, todo pasó   a las 9:30 de la mañana en la avenida principal, cuando lo atrapamos y lo amarramos con un cable de luz entre todos, salieron volando unas bolsitas de polvo blanco, desde que empezamos con la captura se marcó por teléfono a la policía y ahí nos tuvimos que esperar una hora hasta que llegó”, explicó la señora Martina Torres, testigo y habitante de dicho lugar que se ubica después del fraccionamiento San Marcial, por la  calzada Morelos.

Los operativos de la Secretaría de Seguridad Pública no han dado resultados en el combate a la inseguridad, ni con la presencia de la Fuerza Civil, pues el número de efectivos sigue siendo insuficiente  para cubrir a Córdoba y a Fortín.

Las ejecuciones de jóvenes  y los asaltos a negocios y peatones siguen a la orden del día en ambos municipios del centro de la entidad veracruzana, donde los fraccionamientos populares y del nivel medio se han convertido en el blanco de bandas delictivas.

Alejandro Martínez, vecino del Fraccionamiento Jardín, de este mismo municipio y que se ubica cerca de El Portal, reclamó que la falta de vigilancia por parte de elementos del Mando Único, ha provocado que su zona se vuelva blanco de la delincuencia.

Contó que personas a bordo de motocicleta asaltan a mano armada a las personas que transitan por las calles del lugar, apenas el pasado 6 de enero al filo de las 8:30 de la noche, un joven fue despojado de sus pertenencias sobre la avenida Orquídea del fraccionamiento Jardín, y como siempre, la policía llegó después de media hora.