Orizaba, Ver.- (AVC) El dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias de la CNC en esta zona de las altas montañas, Raúl Vázquez Santos, ha incurrido en desvío de beneficios de programas federales y corrupción, en la que podrían estar involucradas dependencias como la Sagarpa, Conafor, Sedatu y Semarnat.

Juan Rodríguez Gómez, dirigente del Comité Regional Campesino, a quien aparentemente habrían destituido en pasada reunión convocada por dependencias de gobierno, arribó este día a sus oficinas donde sostuvo reunión con comisariados ejidales que le brindaron su respaldo para continuar al frente del comité, e informó que analizan una probable denuncia legal en contra de Vázquez Santos por las acciones de corrupción en que habría incurrido.

Exigió la intervención de la dirigencia estatal y al propio gobierno del estado, a intervenir ante ese problema en que se ven afectados alrededor de 7 mil campesinos de 19 municipios de esta región, incluso consideró que el conflicto interno, pone en riesgo las elecciones del 7 de junio.

“Él (Raúl Váezquez) tiene como 35 años en esta organización, ya fue líder y otras veces miembro del comité, se siente dueño de este lugar”, dice Juan Rodríguez, quien hace unos días habría sido depuesto en una reunión que él califica de “amañanada”, a la que además se prestaron representantes de dependencias de gobierno como la Sagarpa.

Entre las acusaciones que pesan contra el líder de la Liga de Comunidades agrarias, está el hecho de que obligó al comité regional a firmar un contrato de renta de una parte de las oficinas del CRC, hasta por diez años, sustraer el sello oficial y falsificar firmas.

Además desviar apoyos de fertilizantes; de llevar solo para su municipio apoyos en láminas, cuando debieron ser para todos los municipios. De pedir a los campesinos hasta 400 pesos por trámites ante dependencias, que se supone son gratuitos.

Y también que alrededor de 190 campesinos dejaron de aparecer en la lista de beneficiarios de uno de los programas de Sagapa, sin que previamente hubieran sido notificados

De este último, indicó que desde 2014 pidió a unos 300 campesinos la cantidad de 400 pesos, por gestiones de un programa de créditos de la financiera rural del gobierno federal, de los que a la fecha no han recibido ni uno.

Acusó que dos oficinas grandes del CRC fuero rentados hasta por diez años a un particular, y a la Sagarpa. Y ésta última se habría prestado para convocar hace unos días a una reunión bajo el argumento de información sobre programas sociales, en la que sorpresivamente Raúl Vázquez, de la oficina adjunta de Liga de Comunidades, pidió el cambio de Juan Rodríguez, y elegir a Filiberto Abad Marroquín.