Xalapa, Ver.- Armados con palos, gas lacrimógeno, fuego, pinzas y martillos, miembros de la Liga de Comunidades Agrarias de la Confederación Nacional Campesina (CNC) participaron en un violento enfrentamiento con un grupo de campesinos por recuperar las  instalaciones en el centro de la ciudad de Xalapa.

"Sal de ahí y nos rompemos la madre, hijo de la chingada", "salgan hijos de su puta madre", gritaban campesinos agrupados frente a las instalaciones de la CNC, mientras otros más pertenecían atrincherados tras las rejas que resguardan el edificio.

El encargado de la Liga de Comunidades Agrarias, José Julio Espinoza Morales expresó que a las 8 de la mañana los campesinos comenzaron con sus violentos intentos de desalojar a las personas que resguardan el edificio.

Por otro lado Héctor Terrazas Arévalo, dirigente del Comité Regional Campesino del Ayuntamiento de Camerino Z. Mendoza, culpó al grupo de Julio Espinoza de desatar la disputa debido a la negativa de dialogo.

“Esa casa sigue siendo un lugar donde se pueden articular muchos beneficios para nuestro sector se ve neutralizado e invadido por fantasma de la desolación por la gente que compone los comités de base y regionales están cansados de ver esa situación".

No se rinden

A las 11:00 horas de este miércoles, las amenazas continuaban en las oficinas del CNC a solo una cuadra del cuartel policial de San José, los inconformes sostenían las herramientas que llevaban para el ataque, además uno de ellos fue rociado con gasolina.

Adentro José Julio Espinoza y su grupo resguardaban el lugar y protegían con cadenas y candados.

Este grupo señala al diputado Édgar Díaz como culpable de las agresiones a las personas que resguardan la Liga de Comunidades Agrarias del CNC estatal y planean proceder jurídicamente contra ellos.