Córdoba, Ver.- (AVC) De diciembre a la fecha, la presencia de la roya en la zona cafetalera Córdoba-Huatusco pasó del 60 al 70 por ciento, indicador sumamente grave, aunado a ello, ya existen focos de “alerta” porque variedades resistentes como la robusta, ya empiezan a tener infestaciones importantes.

Agustín Bolívar García Hernández, asesor externo, especialista en agrosistemas cafetaleros y desarrollo sustentable, advirtió que ya puede catalogarse como “emergencia nacional” porque no se ha logrado frenar su avance y daño en la producción del aromático, por lo cual se tienen que buscar alternativas de manejo adoptables para los cafetaleros, pues no todos están al alcance de su mano.

Ejemplificó que la renovación de una hectárea le cuesta al productor alrededor de 80 mil pesos, proceso que dura tres años hasta lograr de nueva una cosecha, además, de implicar más trabajo de mantenimiento, limpieza, fertilización y control de maleza porque la planta nueva es pequeña y se le debe cuidar.

El asesor técnico apuntó que el escenario es “dramático”, preocupante, una emergencia nacional, "Córdoba, ya tiene su proyecto, lo estamos trabajando, se están cumpliendo las metas de la introducción de planta nueva y renovación de cafetales, ahorita es renovar cafetales no va a haber otra, de lo contrario no vamos a poder. Si te das cuenta en la orilla de la carretera, las plantas están muertas, para la cosecha hubo matas que abortaron el producto porque ya sin follaje no puede llegar al fruto".