Córdoba, Ver.- (AVC) El precio internacional del café cayó en lo que va del año, de 220 dólares el quintal a 137, lo que representa un golpe para la economía de los miles de productores del aromático en México, aunado a ello, los ingresos se verán mermados como consecuencia de que apenas se logró una producción del 40 por ciento de los volúmenes tradicionales.

Fernando Amieva Balseca, representantes de Comercializadores e Industrializadores del Café, sostuvo que al menos no se ha perdido la calidad del grano, porque los productores han aprendido a mantenerla pese a los efectos de las playas y la falta de recursos para atender apropiadamente sus fincas.

“La producción este año va a estar más baja porque la roya no se ha controlado, no ha habido apoyos y porque no ha habido un precio que te pueda dar para comprar un producto para controlarla”, expresó el entrevistado.

El entrevistado llamó a cerrar filas a todos los productores, así como a los comercializadores e industriales, con el fin de darle más precio al café de calidad de la zona, pues por las cantidades que se cosechan muchas veces caen en manos de un intermediario, que es el único que gana, lo ideal sería que el productor lo venda a un industrial y que el mismo industrial exija una calidad, si se cumple con ella se puede dar un sobreprecio, como un premio, eso impactará de manera benéfica en los productores de la región.

“Yo creo que la calidad no ha caído, cada día el productor está manejando mejor el producto, yo creo que ha aprendido mucho, día a día va mejorando, pero también necesita tener ingresos, buena venta, no sé cuántos quintales vayan a salir en esta cosecha, lo que sí sé, es que si hace un año cosechaste por ejemplo 10 quintales en tu finquita, ahora por mucho serán 2 ó 4, no más”, explicó.

Insistió en que la situación de hectáreas devastadas por la roya es crítica, no hace falta más que salir al campo para verificar en qué condiciones están las varas de café, eso no se puede ocultar, pero los funcionarios sí necesitan dejar de estar tras un escritorio y salir a recorrer la realidad, pues sí está “grave” la situación.

El entrevistado señaló que lo ideal es hacer un frente común, pero está complicado organizarse y sin una buena organización no se puede luchar juntos hacia un objetivo.

Tras invitar junto con Julio Ruvalcaba el próximo Foro del Café el 8 y 9 de mayo, dijo que este tipo de encuentros funciona para acercar a todos los rubros de la cafeticultura, pues se abre el mercado, mesas de negociación, talleres y los conocimientos tanto a nivel nacional como internacional, con importantes conferencistas, esta vez las sedes serán, el Teatro Pedro Díaz, la explanada del parque 21 de Mayo y el Centro Cultural Córdoba.