Xalapa, Ver.- (AVC) El cultivo de papa en las regiones de Perote y Xalapa, requiere de una gran cantidad de agroquímicos que dañan la tierra y el agua de los afluentes de donde es extraída, advirtió Miguel Ángel Escalona, catedrático de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana (UV).

Explicó que a pesar de este problema, el cultivo de la papa se extiende a otras regiones como Cinco Palos y Acajete, con graves riesgos: “Es que la gente que llega alquila las tierras, pone una gran cantidad de agroquímicos, y se va dejando el problema en la región”.

Señaló que hay problemas de salud tanto para las personas que lo aplican, como para quienes habitan en el espacio, por la contaminación del suelo y del agua, basta recordar que el 40 por ciento del vital líquido que abastece a la capital del estado viene del río Pixquiac.

Agregó que en la papa que se produce en la región hay presencia de agroquímicos, por lo que la idea es reflexionar sobre la toma de acciones que puedan hacer que se cumplan las regulaciones que ya existen en cuanto al uso de estos productos.

El académico consideró necesario realizar monitoreo del cultivo, talleres de sensibilización sobre el riesgo del uso de plaguicidas, para quienes viven de esta actividad económica, así como mostrarles las alternativas de la agricultura urbana y orgánica.

El investigador de la UV añadió que también es necesario impulsar alternativas agroecológicas, y vincular el consumo con la producción, y promover estas alternativas con sociedad, productores, consumidores.

Señaló que a largo plazo consumir productos con plaguicidas puede ocasionar no solo dolores de cabeza y nauseas, sino también producir hasta cáncer y muerte.