Veracruz,  Ver.- Prestadores del servicio de palapas y lanchas en la zona de Villa del Mar, en Veracruz, denunciaron que esta temporada llegan revendedores que se encargan de abusar del turista.

Analí Sánchez Martínez, prestadora de servicios, expresó que estos sujetos les compran los boletos, como si fueran a llevar a un grupo, hasta en 130 ó 150 pesos, y cuando llega el turista, se los revenden en 190 pesos.

Recomendó que los turistas asistan directamente a las taquillas que se encuentran en la zona de palapas en Villa del Mar, casi pegadas al Acuario de Veracruz, y adquieran directamente sus boletos.

"Me tocó supervisar una mesa, le estaban cobrando mil 200, yo le regresé 200; en algunos casos los responsables son los meseros y ahora estamos supervisando a cada uno de los que atiende", explicó.

Para evitar esta situación han comenzado a despedir a algunos de los meseros.