Xalapa, Ver.- La procuradora del Menor, la Familia y el indígena, Adelina Trujillo Landa, señaló que los 33 niños y adolescentes que fueron rescatados de explotación laboral en el municipio de Ramos Arizpe, Coahuila, no contaban con el permiso de sus padres para trabajar en otras entidades, pero que la necesidad económica y las ganas de trabajar orillaron a que los menores viajaran.

Entrevistado sobre el tema, aseguró que los menores ya fueron entregados a sus familiares luego de que autoridades estatales como DIF, Trabajo y CEDH firmaran un acta administrativa en la que se establece la responsabilidad de los padres en el cuidado de los menores y sus derechos humanos.

Los menores, que residen en la zona norte del estado permanecieron tres días en un albergue y tras esto los familiares debieron acreditar su parentesco para que el DIF los entregara, con el compromiso de lograr que los menores a partir de ahora estudien y en todo caso trabajen según las opciones del Servicio Nacional de Empleo (SNE).

"Nos conjuntamos con todas las autoridades, firmamos el acta administrativa correspondiente, asumiendo la responsabilidad que a cada uno corresponde para que estuvieran en casa y que quien pudiera trabajar lo hiciera pero todos deben estar estudiando".

Cabe destacar que los niños y adolescentes son originarios de los municipios como Ilamatlán, Tantoyuca, El Higo y Benito Juárez, y según el último reporte los 33 niños y adolescentes se encuentran en sus hogares.

Avc