Xalapa, Ver. Comunicadores de esta ciudad erigieron un altar en memoria de los periodistas asesinados durante el sexenio de Javier Duarte.

La ofrenda, ubicada en Casa Naolinco, busca además recordar que la mayoría de los casos se mantiene en la impunidad y es otra manera de exigir justicia ante sus muertes.

La periodista Lourdes López, impulsora de la actividad, junto a Merith Dávila, destacó en entrevista que la convocatoria realizada por redes sociales, consiguió que el mismo alcalde de Naolinco se involucrara y donara el arco con el que se adornó el altar.

Señaló que se pusieron diversas ofrendas, entre ellas el tradicional pan de muertos, así como gustos particulares de los compañeros, como tequila y cigarros.

“Queríamos agasajarlos por supuesto”, sostuvo López.

En el altar se observan fotografías de Regina Martínez, Gregorio Jiménez de la Cruz, Armando Saldaña, Rubén Espinosa, Moisés Sánchez Cereso, Guillermo Luna Varela, y demás comunicadores muertos en el ejercicio de su actividad.

“Considero que su memoria debe estar presente porque ellos no merecían morir, ellos debían vivir, ellos estaban cumpliendo con su trabajo y es una manera de honrarlos”, agregó la comunicadora.