Coatzacoalcos, Ver. “Fue una injusticia y temo por mi vida” dijo Martín López Meneses, quien fuera el chofer del ex alcalde de Medellín, Omar Cruz Reyes acusado de ser el autor intelectual del asesinato del periodista Moisés Sánchez Cerezo.

Esta tarde, a las 16:00 horas, López Meneses fue recibido por sus familiares, tras permanecer 10 meses recluido en el Cereso Duport Ostión de este puerto, y finalmente un amparo federal le otorgó su libertad.

Señaló que la Fiscalía General del Estado lo utilizó como “un chivo expiatorio”; aseguró no saber por qué lo señalaron en el homicidio y reiteró que  “yo solo sé que soy inocente y gracias a Dios le damos al Señor que nos sacó”.

Destacó que ahora va a recuperar su vida “porque fue un largo tormento” el que vivió.

La defensa de López Meneses corrió a cargo del ex diputado Sergio Vaca Betancourt, quien en diversas ocasiones señaló que esto beneficiará de manera directa al ex alcalde ahora prófugo, porque el chofer presuntamente fue el que realizó el señalamiento contra el ex edil.

Aunque la Fiscalía promovió un recurso de revisión, el Tribunal Colegiado del Décimo Circuito concedió la libertad por falta de elementos en su contra.