Jalcomulco, Ver.- Los proyectos para instalar hidroeléctricas y presas en el estado se manejan en opacidad, sin la consulta pública a las comunidades y con la complicidad de las autoridades ambientales, coincidieron en señalar colectivos de lucha durante el XII Encuentro Nacional de Afectados por Presa, ”Por la unidad de los pueblos en Defensa de los ríos”.

Reunidas en esta población ubicada a menos de una hora de la capital del estado y que en los úlitmos meses se distinguió por su férrea oposición a la construcción de una hidroeléctrica en el río Los Pescados, las organizaciones realizaron el panel “La vida de los ríos y los pueblos de Veracruz”, donde denunciaron que los proyectos siguen avanzando a pesar de la inconformidad de las comunidades, que padecen del hostigamiento y la falta de transparencia en los proyectos energéticos.

Hay complicidad y negación de los proyectos: Defensa Verde

Lilia Jiménez, del Colectivo Defensa Verde, contó que la lucha la iniciaron en 2009 en contra de la construcción de la Hidroeléctrica El Naranjal, el proyecto más grande para Veracruz y el noveno del país en su categoría.

Afirmó que la defensa del territorio se realiza con dificultad, pues las autoridades municipales se prestan al juego de la empresa, “cuando las comunidades recurren para pedir información o expresar su rechazo definitivo, todavía a estas alturas a cinco años de lucha, siguen diciendo (autoridades municipales) que no es verdad que no saben nada, que no ha dado ningún permiso y que nos quitemos de la preocupación”.

Acusó que la empresa ingresó a las comunidades con engaños, y últimamente con violencia ante los dueños y ejidatarios.

Avc