Perla Gómez Gallardo, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), anunció que prepara dos recomendaciones por las filtraciones de información y por la violación a las medidas precautorias en el caso de las 5 personas asesinada en el departamento 401 de la colonia Narvarte.

Los documentos van dirigidos a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y al Tribunal Superior de Justicia capitalino (TSJDF).

La CDHDF subrayó que está obligada a enviar un mensaje de que en la Ciudad de México no se van permitir filtraciones de información ni violaciones a las medidas precautorias.

El organismo defensor de los derechos humanos aseguró que desde que inició el caso Narvarte solicitó medidas precautorias para no revictimizar a los afectados y que pidió que se resguardarán los datos, se aplicara el protocolo de feminicidios y que no cerraran las líneas de investigación por un posible atentado a la libertad de expresión.

La titular de la CDHDF precisó que documentaron la violación de las medidas precautorias por las filtraciones a medios de comunicación, los cuales incluso publicaron fotografías de extractos de la investigación.

La defensora de derechos humanos capitalina dijo que espera que los que realizaron las filtraciones reciban un castigo ejemplar y que el procurador de DF, Rodolfo Ríos Garza, adelantó que abrió una averiguación previa para investigar las filtraciones y para que no se vulneren los derechos de los afectados.