Coatepec, Ver.- La roya no es la única plaga que enfrentan los cafetales de Coatepec; pues otras 24 enfermedades amenazan a los cultivos, pero también se suman 17 problemas de suelo que merman a los sembradíos de la región.

Esto ha generado altas pérdidas en las cosechas y por lo tanto caída en los precios en el mercado y como consecuencia la desaparición de cientos de empleo para las familias campesinas.

El productor y técnico del Consejo Regional del Café de Coatepec, Élfego Platas Hernández, informó que para la cosecha 2015-2016 se calcula una pérdida del 80 por ciento de la producción a causa de la roya.

También estiman que en caso de que no se logre controlar a la plaga que comenzó a generar afectaciones desde hace tres años, sería necesario cambiar en su totalidad a las matas de café.

Cada año incrementan las mermas, ya que en 2014-2015 el quebranto fue del 60 por ciento y a pesar de que alertaron de estos padecimientos a las autoridades estatales y federales, fueron ignorados.

“La caficultura está en riesgo”, contó el productor entrevistado en las oficinas del Consejo, donde además se ha adaptado una cafetería que además de la bebida, también tienen a la venta artículos elaborados con el grano de café.

Café descapitalizado

Fue en 2012 cuando la roya se detectó en Chiapas y posteriormente se propagó a otras entidades como Veracruz.

En el país existen 58 regiones cafetaleras, de las cuales diez son de la entidad veracruzana, mismas que también sufren los embates por las enfermedades y que ante el panorama de los cambios climáticos auguran la desaparición de sembradíos.

 

México cuenta con un padrón aproximado de 500 mil productores de café. En Coatepec hay 23 mil, siendo los principales en Veracruz, al que se suman Huatusco, Xico, “y la franja de esta zona”, dijo.

El país mexicano pasó del séptimo al noveno lugar mundial en la producción del aromático. A pesar de la baja cosecha no se esperan incrementos en el valor comercial del producto “no precisamente que haya disminución el precio vaya a subir”.

Actualmente el kilo del café cereza cuesta hasta nueve pesos; aunque el quintal que equivale a 58 kilos va desde mil 800 hasta 2 mil 300 pesos, explicó Élfego Platas Hernández.

La roya es el detonante visible para los caficultores, pero hay otros problemas fitosanitarios como “la broca”, “ojo de gallo”, “mal del hilachas”, “dompinop”.

Dijo que las enfermedades no sólo están en las matas, también en el suelo que padece desnutrición, contaminado y por lo tanto baja calidad, todo ello según las investigaciones que realizaron por medio de los técnicos del Consejo Regional del Café.

Se acaban los cafetales

Reiteró que es lamentable que a pesar de que se han hecho las demostraciones de estas afectaciones a los plantíos ante las dependencias estatales y federales como Sagarpa y Sedarpa, jamás han sido considerados como un problema a la producción.

“Se carece de investigación”, pues señaló que no se le ha dado continuidad a las plagas que dañan los cafetales, aunque el Consejo sí ha buscado las maneras de combatir a estas enfermedades.

Aclaró que no todos son potentes, pero sí representan bajas en la producción y que los cafetaleros inviertan más para poder controlar “y es un problema sobre otro problema”, refirió el especialista.

Hay quienes tienen que invertir hasta 30 mil pesos para combatir la roya, aunque en otros casos donde las plantaciones ya no pudieron salvarse fue necesario renovar al 100 por ciento de sus cultivos, lo que les llegó a costar 80 mil pesos por productor.

Pero esta situación también les genera el tener que esperar tres años para ver resultados en la producción y cosecha, bajo la incertidumbre de cuánto y a qué precio podrán comercializar el aromático.

Avc