Xalapa, Ver. El reportero Pedro Tamayo salió del estado por su propio pie, ante los “temores” que le representa “una relación que tiene de amistad con algunos actores de lo que ha venido pasando en Tierra Blanca”.

Así lo confirmó el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, quien fue enfático en señalar que el reportero de Al Calor Político y El Piñero de la Cuenca nunca sufrió de privación ilegal de su libertad, como se ventiló por la mañana.

Bravo Contreras detalló que el periodista fue encontrado por la Fuerza Civil en Oaxaca, y ha sido trasladado a esta capital, donde se le realizará el interrogatorio correspondiente, además de brindar seguridad a su familia.

“Que quede claro, él por algunas cuestiones de temores por así llamarlo en relación a algunos afines con personas que ahorita están teniendo que ver con este caso, salió de Veracruz por su propio pie”.

El fiscal reiteró que no hay cabida para la impunidad en este ni en ningún caso que esté en manos de la FGE.

De acuerdo con el testimonio de su esposa, Pedro Tamayo había sido visto la última vez la mañana del lunes 25 en el municipio de Tierra Blanca, en el centro deportivo, posteriormente su celular mando a buzón todo el tiempo.

Por la desaparición del reportero, Pedro Tamayo la Fiscalía General del Estado (FGE) en su sede de la Policía Ministerial de Cosamaloapan abrió la investigación ministerial número 064/2016/III.

Alicia Blanco Beisa, esposa del comunicador reporta que Tamayo de 43 años se quedó en el Centro Deportivo haciendo su trabajo y que posteriormente ya no supo más de él.

“Le marque y le marque a su celular  y ya me manda a buzón, no sé nada de su paradero, temo por su integridad física”.

Además de su empleo como reportero, Pedro Tamayo también se desempeña como empleado del Área de Planeación y Estrategia de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) dedicándose a informar todo lo relacionado con eventos políticos, sociales y de seguridad pública.

Por su parte, el Gobernador Javier Duarte de Ochoa confirmó a través de su cuenta de Twitter que el periodista no fue privado de su libertad.