Córdoba, Ver.- Para el rescate de la cafeticultura se necesita dejar atrás la demagogia gubernamental y el saqueo a los fondos creados para apoyar al sector social, pues el Gobierno sólo apoya a los grandes productores y margina a la inmensa mayoría, los programas no permean al campo y por el contrario sólo se engaña a los cafetaleros con el anuncio de acciones que simplemente no aterrizan.

“Como organizaciones cafetaleras nos reunimos el pasado martes con Santiago Arguello, director de Productividad y Desarrollo Tecnológico de la Sagarpa, demandando cuatro acciones para dar certeza a la cafeticultura nacional: auditar los fondos del Fircafé, asignar espacios a los productores en el Fideicomiso, certificar las plantas y viveros para la renovación de plantaciones,  y que la Secretaría de Hacienda regula la operación de empresas trasnacionales y de comercializadores, pues castigan los precios por el aromático afectando a miles de productores”, afirmó Rómulo Melchor Vallejo, dirigente regional de El Barzón Cafetalero.

Sostuvo que en la zona central del estado, existe una disparidad enorme en los precios del aromático, pues mientras en Huatusco se cubren promedios de 9.50 pesos por kilogramo de cereza, en Tezonapa apenas sobre pasa los seis pesos, porque así lo acuerdan los comercializadores.

El entrevistado indicó que no se debe engañar a los productores con que les darán proyectos, pues estos proyectos para plantas se harán a través de las organizaciones y es decir un “basta ya” de tanto robo y saqueo de las finanzas públicas que se han transferido a productores privados y a las transnacionales.

“Estamos hasta el tope que la Secretaría de Agricultura desde el pasado haga lo que quiere con los recursos públicos de los mexicanos, hoy los recursos deben de aplicarse de manera correcta y transparente, que sean ejercidos a través de las organizaciones de productores legales y formalmente constituidas y de eso nos vamos a encargar nosotros”, enfatizó.

Dijo que en Veracruz hay muchas localidades de municipios que se dedican al campo, principalmente al cultivo del café, pero la producción es pobre por toda la problemática que se atraviesa de la roya y lamentablemente nunca se dio a nivel federal una declaratoria de emergencia, mientras que familias se hunden en la pobreza por no poder sacar adelante sus cafetales, porque además los apoyos no les llega.

Pugnó por que es urgente también una actualización del padrón cafetalero a nivel nacional, dado que hay productores que ya murieron pero que ahora son sus hijos, esposas u otros familiares los que se quedaron al frente del cultivo, sin embargo no se ha reportado la información además de que algunos se sumaron a la actividad hace algunos años y tampoco se ha actualizado, por eso también hay un desorden con la entrega de apoyos.

Avc