El cuerpo de Anabel Flores Salazar, reportada como desaparecida ayer en Mariano Escobedo, fue localizado por autoridades del vecino estado de Puebla, a la altura del kilómetro 1+580 de la carretera Cuacnopalan-Oaxaca, plenamente identificado por sus familiares.

La identificación y entrega del cuerpo de quien se desempeñó como reportera fue hecha en Puebla, luego de agotarse los protocolos correspondientes que conllevaron a la plena identificación de Flores Salazar por parte de la familia.

El hallazgo fue efectuado la mañana de este martes, en el municipio de Tehuacán, por parte de autoridades del estado de Puebla, quienes realizaron los diligencias correspondientes y por lo que iniciaron la Carpeta de Investigación 152/2016/TECAM.

Al ser identificada plenamente por sus familiares, la Fiscalía General del Estado (FGE) asentó la localización del cuerpo de Flores Salazar en la Carpeta de Investigación 211/2016, iniciada con motivo de su desaparición ayer martes 08 de febrero.

De forma paralela, las indagatorias para conocer las causas, así como al probable o los probables responsables de estos hechos, siguen su curso en coordinación con las autoridades de Puebla, en el marco de los convenios existentes entre ambas entidades.

La familia se trasladó al vecino estado con el apoyo de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, con el acompañamiento del Fiscal Especializado en Atención de Denuncias contra Periodistas y/o Comunicadores, José René Álvarez Márquez, la Fiscal de Distrito de Orizaba, Clarisa Tapia Uría, y personal ministerial y pericial.

Anabel murió por asfixia, revela necropsia

La joven reportera perdió la vida a consecuencia de “asfixia mecánica por sofocación”, reveló la necropsia.

Así lo confirmó el Poder Judicial del Estado de Puebla, en un breve comunicado de prensa emitido la noche de este martes, a través del cual también dio a conocer que el cuerpo de Anabel fue trasladado a la ciudad de Puebla alrededor de las 15:00 horas.

En las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) se llevó a cabo la necropsia, en la que se determinó que la periodista murió por falta de oxígeno, debido a la bolsa de plástico con la que los responsables le cubrieron la cabeza.

La dependencia precisó que a las 21:00 horas los familiares reconocieron el cadáver e informó que una hora y media después sería entregado a sus familiares.