Xalapa, Ver.- En lo que va del año, la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) ha recibido 47 casos de periodistas que han sido amenazados y a los que se ingresó en el programa preventivo de monitoreo.

Al respecto, el secretario ejecutivo de la CEAPP, Geiser Caso Mollinari, reconoció que en Veracruz se vive una situación delicada, que ha llevado a la autoridad a activar mecanismos de protección para los periodistas, por las amenazas que reciben.

No obstante, la cifra de periodistas amenazados podría ser mayor debido a que, reconoció, la CEAPP sólo actúa a petición de parte; esto es, cuando uno de ellos se acerca para pedir ayuda o informar sobre estas agresiones.<br />

Cuestionado sobre el tipo de cobertura que dan los periodistas amenazados, Caso Mollinari reconoció que si bien hay casos de reporteros de nota general, los que más acercan a informar sobre amenazas son los reporteros de nota policiaca.

Entrevistado sobre los avances en la investigación por la desaparición de la periodista de Orizaba, Anabel Flores Salazar, el Secretario Ejecutivo de la CEAPP reconoció que no hay avances que permitan conocer su paradero; sin embargo, rechazó que la CEAPP tenga indicios de que la periodista tenía nexos con la delincuencia organizada, tal como lo manejó la Fiscalía General del Estado en un boletín enviado este lunes, tras su desaparición.

Caso Mollinari además negó que haya precedentes de que la reportera de El Sol de Orizaba haya sido amenazada con anterioridad o que a raíz de una amenaza pensara en irse a otro estado, como Chiapas.

Precisó que pasadas más de 24 horas de su desaparición, los familiares reciben acompañamiento de la CEAPP y ya se les puso seguridad permanente. 

Avc