Xalapa, Ver. El secuestro y asesinato de la periodista Anabel Flores Salazar generó indignación entre periodistas y organizaciones no gubernamentales.

Reporteros de la zona centro y de otras partes del estado, repudiaron la muerte de la periodista y cuestionaron a las autoridades de Puebla y Veracruz, así como a los propios legisladores, por la ola de violencia que envuelve a la entidad.

Acusaron que Veracruz “está permeado por la delincuencia”; Puebla lleva el mismo camino, indicaron.

“¿No quieren que escribamos tragedias?, Dejen de provocar tragedias.

Exigimos que dejen la opacidad y realmente se pongan a trabajar. Dejen de ser omisos y paren esta masacre en contra de ciudadanos, de los periodistas, de niños y adolescentes y mujeres. Queremos estar en paz, vivir en ambiente sano, si no es demasiado pedir,

Criminalizar a los compañeros asesinados es una estrategia realmente cobarde por parte de quienes están obligados en investigar y no en fabricar pruebas en contra de quienes no pueden rebatir las calumnias de este mal gobierno.

Exigimos que paren esta estúpida masacre que han ejecutado en contra del periodismo en Veracruz de parte de este desgobierno. Que paren esta pesadilla que todos ustedes están provocando en toda la entidad veracruzana”, cita el pronunciamiento firmado por 43 periodistas.

De igual forma, Amnistía Internacional exigió castigo para quienes buscan silenciar periodistas:

 “Sin perder ni un segundo, las autoridades mexicanas deben iniciar una investigación exhaustiva sobre este brutal asesinato. El mensaje debe ser muy claro: quienes están dispuestos a no detenerse ante nada para silenciar a los periodistas tendrán que pagar por sus crímenes”, ha manifestado Erika Guevara-Rosas, directora del Programa para América de Amnistía Internacional.

Agrega que además, México debe brindar la protección fundamental que necesitan los periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación “que trabajan en condiciones increíblemente peligrosas, especialmente aquellos que informan sobre crímenes. El dejar sin protección a quienes trabajan para exponer la sombría realidad de los abusos que se cometen en México equivale a tratar de barrer esos abusos debajo de la alfombra.”

Ayer, poco antes de conocerse el deceso de la periodista, otras organizaciones como Reporteros Sin Fronteras urgía a las autoridades a localizarla con vida

"Estamos profundamente impactados por el secuestro de Anabel Flores y hacemos un llamamiento a las autoridades locales para que continúen con sus esfuerzos por encontrar a esta periodista lo antes posible", señaló el secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Christophe Deloire.

Artículo 19, también precisó en un comunicado la emisión de una alerta para la localización de Flores Salazar.

“Resulta alarmante que a  pocas horas de haber comenzado la investigación, la FGE de Veracruz, establezca en su primer comunicado un posible vínculo de la periodista con la delincuencia organizada, culpabilizando a Anabel Flores, y violando su debido proceso. La obligación de las autoridades de procuración de justicia en investigar y no criminalizar a priori a las víctimas, más en un contexto donde se ataca de manera constante a quienes ejercen el periodismo”.

En 2015, ARTICLE 19 documentó 67 agresiones contra periodistas en Veracruz, la entidad federativa con más agresiones en el año junto con la Ciudad de México. En este mismo año se documentaron cuatro desplazamientos forzados y el asesinato de tres periodistas en el estado. Al día de hoy, Veracruz es la entidad más peligrosa para ejercer el periodismo en este país.