Veracruz se ha convertido en el paradigma de las agresiones contra los periodistas y por más reclamos que se hacen al gobernador Javier Duarte por esto hechos, la violencia contra el gremio continúa y ha puesto a México en los ojos del mundo como el país más peligroso para ejercer el periodismo.

Consideró lo anterior el periodista y especialista en temas de seguridad, José Reveles quien agregó que se trata de un gobernador que un mes antes del asesinato de cinco personas en la colonia Narvarte, entre ellas el fotógrafo Rubén Espinosa y al activista Nadia Vera, regañó a los periodistas diciéndoles "cuidado con quien andan, que vamos a sacudir y van a caer muchas manzanas podridas, quien ande en malas compañías, etcétera…".

Lo anterior, dijo, fue una especie de advertencia o un pronóstico de que habría más violencia contra los periodistas curiosamente, y lo dijo en un tono amenazante.

Señaló que el asesinado de Anabel Flores se está criminalizando, porque la quieren vincular a como dé lugar con la delincuencia organizada por haber aparecido hace años al lado de una persona a la que posiblemente estaba entrevistando porque no estaban conviviendo.

"Estamos hablando de que un presunto líder de la delincuencia organizada estaba con ella, se trata de Víctor Osorio, pero no puedes criminalizar a nadie por ver a una persona, como no puedes acusar de delincuencia organizada a Kate del Castillo", opinó.

En el espacio de Ricardo Rocha, el periodista dijo que se pretende vincular a la periodista para no ir al meollo del problema que es la seguridad de los periodistas, por lo que consideró que las autoridades federales metan mano en este asunto, porque en el ámbito local, son los victimarios los que tratan de investigar.

Sobre la masacre en el penal de Topo Chico, el periodista dijo que se trata de la disputa del control y el autogobierno, sobre todo cuando la proporción policiaca no corresponde con la del número de presos. 

http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=570019&idFC=2016#sthash.u0EgbqUl.dpuf