Poza Rica, Ver.- Habitantes de la comunidad "Escolín", en Coatzintla, buscan acordar con Petróleos Mexicanos (Pemex) la compra venta de los predios que habitan 450 familias en más de 20 hectáreas y que se mantienen en disputa por parte de la empresa productiva, que comprobó la propiedad del predio y acusó de invasión a dirigentes de colonos.

En las inmediaciones de las oficinas de enlace regional de la Subsecretaría de Gobernación, en Poza Rica, se generó un fuerte conflicto con en el intento de detención de los dirigentes de colonos: Damián Cosme Bautista, Jacinto Santes, Nicazio Jiménez y Concepción López, quienes fueron interceptados por supuestos elementos de la Policía Federal Ministerial como parte de una denuncia interpuesta por Pemex por la invasión del predio en los límites entre Coatzintla y Poza Rica.

El intento de detención se dio luego de una reunión con representantes de Pemex ante las oficinas de enlace regional de la Subsecretaría de Gobierno con el objetivo de llegar a un acuerdo y poner fin a los conflictos que han provocado conatos de violencia en la comunidad de Escolín.

Los habitantes de Escolin evitaron que se efectuara el traslado de los interceptados por autoridades ministeriales, obligando a los elementos a no detener a los señalados, mismos que no fueron trasladados.

El subagente municipal de la comunidad, Damián Cosme Bautista, en entrevista destacó que Pemex ha mantenido sus amenazas en contra de él y otros dos de los habitantes de la comunidad Escolín que anteriormente encabezaron un movimiento de protesta en oficinas administrativas de la empresa productiva del Estado.

Resaltó que las 450 familias que habitan el predio de 20 hectáreas no aceptarán retirarse del lugar, pese a que Pemex ha advertido que pasan ductos activos que representan un peligro y por el cual se han cerrado caminos en las inmediaciones del pozo 222.

"Si Pemex no acepta que nos quedemos pues esperamos llegar a un acuerdo para que se les venda, así como ha vendido a otros particulares pues que también apoye a estas familias que lo necesitan", afirmó.

Negaron que las familias de Escolin estén provocando un daño ambiental en las inmediaciones del fraccionamiento AIMP, señalando que por el contrario solamente limpiaron maleza en los predios que Pemex ha mantenido en abandono por décadas.

Los habitantes de Escolín subrayaron que Pemex solamente los ha intimidado y amenazado, sin embargo pese a las medidas de presión destacaron que no se van a retirar voluntariamente de los predios que Pemex, asegura, han invadido.

Avc