Ciudad de México, México.- En la investigación de la desaparición y muerte del activista y periodista independiente, Moisés Sánchez Cerezo, existen siete incongruencias por parte de la autoridad estatal de Veracruz encargada del caso.

En el informe 2015 recién publicado por Artículo 19, se detalla un recuento del acoso que vivió Moisés

Sánchez Cerezo, su cobertura periodística y las denuncias de inseguridad en el municipio de Medellín, en Veracruz.

A consideración de Artículo 19, representante legal de Jorge Sánchez Ordoñez, hijo de Moisés Sánchez, y su familia, las autoridades federales y estatales que han investigado el asesinato han incurrido en una serie de incongruencias que han impedido el esclarecer los hechos, proceder penalmente a los responsables y garantizar la seguridad a los familiares de Moisés.

Dentro de las incongruencias se exhibe la pasividad mostrada por la Comisión Nacional y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos para investigar las violaciones cometidas.

En segundo punto, la reducción injustificada de seguridad para la familia de Moisés por parte de la Comisión Estatal de Atención y Protección de los Periodistas del Estado de Veracruz (CEAPP).

En tercer punto, el no citar a declarar a los testigos claves que podrían identificar a las personas que privaron de su libertad a Moisés, como también, pasar por alto no hacer un análisis de las posibles llamadas telefónicas realizadas desde el celular de Moisés antes y después de que se le privara su libertad, así como la geolocalización.

En quinto punto, no contar con los videos de las cámaras de vigilancia de la ciudad ubicadas en el trayecto que siguieron los delincuentes tras la privación de la libertad de Moisés.

En los dos puntos restantes; la duplicidad de actuaciones por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), al entorpecer y prolongar las investigaciones y que la FEADLE se niegue a ejercer a ejercer su facultad de atracción, desacreditando la labor informativa del periodista como móvil del crimen.

En tanto, el abogado de Artículo 19, Leopoldo Maldonado, afirmó que lo consumado en un año de investigación no ha logrado esclarecer la causa del homicidio y no existe justicia para los deudos de la víctima.

“Es por eso que debe tenerse en cuenta que las acusaciones contra los dos funcionarios que recibieron amparos no se han diluido. Por el contrario, el Ministerio Público tiene la posibilidad de integrar y aportar mayores pruebas para confirmar el nexo entre el ejercicio periodístico de Moisés, su desaparición forzada, la ejecución extrajudicial y la autoría de los crímenes por parte de las autoridades”.

Avc