Córdoba, Ver.- El sector ganadero de Veracruz vivirá una de las sequías más severas en la última década, al adelantarse el estiaje y no contar con la infraestructura necesaria para evitar la falta del líquido a pesar de contar con cuerpos de agua y lluvia abundante durante gran parte del año. Y es que ningún  gobierno se ha preocupado por construir presas retenedoras aunque cuenten con los recursos económicos.

“Tal parece que los gobiernos prefieren que las grandes empresas exploten los manantiales y vendan el agua como refrescos o embotellada, nadie se ha preocupado por garantizar su abasto a la población y a los sectores productivos”, afirmó José Toribio Tress, presidente de la Asociación Ganadera de Córdoba.

Refirió que el sector ganadero no sólo se enfrentará a la falta de agua para calmar la sed de los animales, sino que además, las heladas y suradas han mermado el abasto de alimento. En Puebla no hay alfalfa por los intensos fríos, tampoco elotes, entonces el asunto es muy complicado.

Teníamos, dijo, reserva en la Ganadera pero ya voló, qué vamos a hacer en abril y mayo porque va muy difícil la seca, tenía 8 ó 10 años que no pasaba así, desde octubre no llueve lo suficiente, el clima está muy extremo: mínima lluvia, heladas y hasta la surada le está pegando al sector productivo

Aseguró que es el sentir de los integrantes de por lo menos 280 asociaciones ganaderas de la zona centro, que el jueves pasado se reunieron en Veracruz para hablar del tema, quienes forman la Unión Ganadera Regional de la zona centro de Veracruz, con sede en Ylan Ylang, en donde hay socios que “la pasan peor” como son los que se ubican en Tierra Blanca y Alvarado.

Avc