La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, instó a las autoridades a investigar el asesinato de Pedro Tamayo Rosas perpetrado el 20 de julio en Tierra Blanca, al este de México.

“Condeno el asesinato de Pedro Tamayo Rosas”, dijo la Directora General. “Hago un llamado a las autoridades a investigar esta muerte y llevar a sus autores ante la justicia. Las armas no deben usarse para circunscribir la libertad de prensa y la libertad de información, esenciales para la democracia y el estado de derecho”.

Pedro Tamayo Rosas era reportero de prensa diaria para Al Calor Político y Piñero de la Cuenca. Recibió un disparo frente a su casa. Había estado bajo protección policial desde que comenzó a recibir amenazas en enero de este año.

Las condenas de la Directora General por los asesinatos de profesionales de los medios responden a la resolución 29 adoptada en 1997 por la Conferencia General de la UNESCO y titulada “Condena de la violencia contra los periodistas”. Figuran en la página web que la UNESCO dedica a los periodistas asesinados.