Xalapa, Ver.- La diputada federal Yazmín Copete Zapot aseguró que el gobierno federal ha tomado una actitud pasiva y ha abandonado a los veracruzanos al no pedir la renuncia del gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Entrevistada previo al “Encuentro Estatal: Análisis y perspectiva del PRD”, consideró que si desde la Federación no ha habido exigencias a la autoridad estatal es porque hay intereses de tipo económico que vinculan a Duarte de Ochoa con el gobierno federal.

En ese sentido, recordó el episodio en que dos empleados de Vicente Benítez fueron descubiertos en el aeropuerto de Toluca con una maleta con 25 millones de pesos, lo cual dijo fue la manera de Javier Duarte de Ochoa de “amarrarse el dedo”.

“Con una sola llamada (de la Federación) hubiera sido suficiente para hacer hecho dirimir a Javier Duarte del cargo; lo sostienen por las 'maletas voladoras' que llevó (Vicente) Benítez a Toluca y desde entonces compró impunidad, eso no fue gratis porque desde entonces se amarró el dedo”.

Copete Zapot opinó que la actitud que ha tomado el Gobernador en los últimos días cae en el desquiciamiento y en una desvergüenza total, pues dijo que el mandatario veracruzano debió separarse del cargo desde hace mucho tiempo.

La diputada federal dijo que el Jefe del Ejecutivo federal mantiene una actitud de “sordo y mudo” ante la actuación de los gobernadores emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que han sido acusados por desvío de recursos en sus entidades.

“Es verdaderamente lamentable la actitud de Enrique Peña Nieto hacia sus gobernadores rateros. Han abandonado a Veracruz por conveniencia, tal vez no hay la certeza y como allá arriba (Federación) también hay cola que les pisen, mejor prefieren tomar una actitud de sordo y mudo”.

Avc