Veracruz, Ver.- El notario público número 1 de Veracruz, Gustavo Sousa Escamilla, afirmó que no tiene temor de la revisión anunciada por el Gobierno del Estado hacia algunas notarías incluida la suya por el caso de la constitución de las empresas fantasma.

“Soy una persona conocida con un nombre digno y limpio en la sociedad veracruzana”, expresó al cuestionársele por qué su nombre está asociado con esta actividad.

Aseguró que la revisión que la nueva administración estatal realizará a las notarías no le representa ninguna preocupación, ya que generalmente las revisiones son periódicas.

 “Creo que el colegio de notarios ha sido muy enfático en el asunto de explicar que los notarios, la inmensa mayoría, puede haber alguna excepción, han actuado conforme a la ley, creado empresas con personas que se han identificado plenamente”, dijo.

En caso de que haya alguna notaría con deficiencias al no haber identificado plenamente a quienes hacen operaciones, los notarios involucrados deberán hacerse acreedores a una sanción.

Sousa Escamilla es un hombre que está ligado fuertemente al priismo en la entidad veracruzana y a los grupos que se mantuvieron durante los últimos sexenios en el poder.