Xalapa, Ver.- De acuerdo al resumen ejecutivo de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP), en el 2016 desapareció como agresor el crimen organizado.

El resumen comprendido en 38 hojas exhibe gráficas e informe general de lo acontecido en los últimos tres años, desde atenciones, acompañamientos, asesorías legales hasta agresiones a representantes de los medios de comunicación.

De 2013 a la fecha, se tiene registro de 245 agresiones directas a comunicadores; 55 en 2013, 44 en 2014, 36 en 2015 y 110 en 2016.

A través de una gráfica, la CEAPP que recientemente renovó a sus comisionados y secretario ejecutivo, señala que el origen de las agresiones en el último año corresponde a agresores no identificados, seguido de servidores públicos y particulares, descartando la delincuencia organizada.

En el desglose porcentual, de enero 2013 a octubre 2016; el 21 por ciento no se identificó al agresor, el 30 por ciento fue un servidor público, el 38 por ciento un particular y el 11 por ciento delincuencia organizada.

De este desglose por años; para el 2013 el mayor agresor fue un servidor público, seguido de particulares, no identificado y por último el crimen organizado.

Para el 2014; encabezaron las agresiones los particulares, seguido del servidor público, el crimen organizado y escasamente no se identificó a los culpables.

En 2015; las agresiones disminuyeron pero se focalizaron de forma similar entre la delincuencia organizada, los particulares, servidores públicos y casi nulo, no identificado.

En el presente año a punto de culminar, 2016; los particulares agredieron con mayor insistencia a comunicadores, no identificados fueron los siguientes en la lista para culminar con los servidores públicos, descartando por única ocasión anual, a la delincuencia organizada.

Avc