Xalapa, Ver.- Entre el gremio de los músicos se han reportado al menos cuatro “levantones” o secuestros exprés en la zona de Xalapa.

Al respecto, la presidenta de la Fundación Familia, AC, Noemí Castro, indicó que se trata de músicos que fueron interceptados en su lugar de trabajo y tras ser despojados de sus instrumentos, dinero y hasta ser amenazados de muerte, fueron abandonados en carreteras o parajes alejados.

Tal es el caso de músicos que trabajaban en antro o bares como “El Desván”, “Madame”, en donde recientemente ocurrió un ataque contra quienes ahí se encontraban. En todos los casos fueron llevados a la zona de Pacho Viejo, El Castillo y Las Trancas.

“Fueron levantados, encajuelados, y los fueron a tirar en lugares montosos, en cañales, les quitan sus equipos, pues piensan que el músico tiene dinero y no es así”.

Entrevistada durante el 3er. Foro Internacional en Materia de Desaparición Forzada de Personas, relató que tras esta experiencia enfrentan secuelas de tipo psicológico que han impedido que continúen con sus labores, y ninguna autoridad los ha apoyado para el tratamiento psicológico.

“Los traumas que ellos tienen hasta el momento no han recibido ayuda, ni del Gobierno ni de nadie; quitaron sus redes sociales, no tuvimos contacto con ellos en algún tiempo”.

Narró que ellos siguen en tratamiento, pero fueron afectados y en algunos casos estigmatizados o discriminados porque no quieren darles trabajo por haber vivido estas experiencias.

“Es injusto porque van al día, hasta los meseros viven de la propina y haber trabajado en un lugar en donde se cometió un delito los afectan porque la autoridad no ha dado respuesta. Los discriminan por haber estado en un lugar y momento equivocado”. 

Avc

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]