Xalapa, Ver.- El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares lamentó que en el Congreso del estado se privilegien los intereses políticos antes que los de Veracruz, pues reprochó el retrasado de un mes la discusión sobre la reestructuración de la deuda del estado.

"Ha faltado estudio a fondo de la iniciativa, pero han retrasado (los diputados) un mes un tema que es vital para Veracruz, son ninguna razón (...) No es posible que se privilegie el tema político por sobre los temas que le interesan a Veracruz", dijo.

Entrevistado previo a la reunión que sostendría con empresarios, aseguró que de seguir así sin aprobar la reestructuración, en abril se tendrá un déficit de 25 mil millones de pesos que impedirá el pago incluso de sueldos y prestaciones a los trabajadores.

"Me preocupa porque quiero pensar que no ha habido de parte nuestra una capacidad para comunicar de manera clara lo que estamos haciendo. Dicen que se va a discutir hasta el 28 de febrero porque no saben en qué se van a aplicar los recursos, pero no se obtendrán recursos, vamos a bajar el pago mensual de capital e intereses se va a diferir el pago y de lo que ahí de obtenga es para cubrir un déficit".

Reprochó que mientras la anterior Legislatura aprobó la contratación de créditos por 11 mil millones de pesos a Javier Duarte de Ochoa, la actual Legislatura no apruebe que se negocien los pagos de estos a tasas más bajas.

"Se aprobaron créditos por 11 mil 500 millones de pesos a Javier Duarte y en este caso no estamos pidiendo autorización para créditos, sino para que esos que contrató Javier Duarte y Fidel Herrera y que hacen que los veracruzanos debamos casi 50 mil pesos, se puedan pagar con menos intereses".

Yunes Linares agregó que se debe hacer un ajuste muy importante al presupuesto y el primer paso es la reestructuración de la deuda, pues insistió en que Veracruz vive una situación desastrosa en materia financiera.

Avc

[relativa1]

[relativa2]